La Unión Europea amplía la suspensión de las reglas fiscales hasta 2022

Hace unos meses la Comisión Europea suspendió las reglas fiscales de déficit y deuda para 2020 con motivo de la pandemia. La semana pasada fue más allá y amplió esta suspensión hasta el año 2022, e inmediatamente después el gobierno de España hizo lo mismo con las reglas que afectan a comunidades autónomas y ayuntamientos. Muy poco se está hablando de esto, que supone un cambio radical en la política económica y que nos da la razón a quienes llevamos mucho tiempo cuestionando estas reglas fiscales y exigiendo su eliminación.

Hagamos memoria: los dirigentes de la Unión Europea llevan desde antes de la creación del euro obsesionados con respetar topes de déficit y deuda públicos, alegando que eas imprescindible para que la economía vaya bien. Muchos economistas ya señalaron entonces que ésa era una muy mala idea, porque estaba limitando la política económica a partir de una serie de reglas que no tenían sustento científico. De hecho, el propio creador del tope de déficit del 3% sobre el PIB reconoció que se inventó esa regla en menos de una hora, escribiendo en la esquina de una mesa, y sin ningún tipo de reflexión ni debate académico, que fue por un propósito político.

Esta obsesión anticientífica de respetar las reglas fiscales se agravó tras la crisis del año 2008. Se presionó para que las reglas se incorporaran en las Constituciones de los países y se hicieron más estrictas todavía. Esto empujó a muchos gobiernos de la Unión Europea a recortar en gasto e inversión pública y a aumentar impuestos injustos. Recordemos los recortes en sueldos, en pensiones, en servicios públicos y en incremento de impuestos como el IVA que decretaron los gobiernos de Zapatero y Rajoy ¿Consecuencias? La Eurozona ha sido la región que menos ha crecido del planeta desde entonces y la que más paro ha sufrido, y encima no consiguió reducir apenas los niveles de deuda pública. Un desastre absoluto.

Ahora que hay una pandemia azotando nuestras vidas, la Unión Europea ha decidido permitir que en 2020 y 2021 cualquier país europeo pueda incrementar su déficit y deuda hasta los niveles que quiera sin riesgo de sufrir represalias, con el objetivo final de impulsar la actividad económica todo lo posible.

Pero vamos a ver, ¿estas reglas fiscales no eran necesarias para que la economía funcionase bien? ¿Entonces por qué se anulan ahora que la economía va mal? ¿No era terrible que los déficits aumentaran? ¿Por qué ahora se permite que sean infinitos? ¿es que los déficits se han vuelto buena gente de la noche a la mañana? ¿o es que de pronto los dirigentes se han vuelto todos locos? ¿No será que estaban equivocados? ¿No será que las reglas fiscales lo único que hacen es maniatar la política económica y lastrar el crecimiento económico, y que si se quiere impulsar la economía no hay más remedio que aumentar el gasto público aunque eso suponga aumentar el déficit?

Algunos responden a esto diciendo que es que estamos viviendo un momento verdaderamente excepcional por culpa del virus y que eso justifica que haya déficits y deudas públicas elevadas durante lo que dure la pandemia. Pero bueno, es que da igual la excusa: eso es impugnar lo que siempre nos han contado y con lo que siempre han hecho tanto daño económico y social. Es decir, que nos han estado tomando el pelo durante mucho tiempo. Obligaron a recortar en pensiones, en sueldos y en servicios públicos porque decían que había que respetar unas reglas fiscales importantísimas. Tan importantes que las han anulado de la noche a la mañana.

Para empezar, la suspensión de las reglas fiscales es el reconocimiento inequívoco de que, frente a la paralización del sector privado, sólo el sector público puede impulsar la economía en un periodo de pandemia a través de más gasto público (gasto sanitario, ERTES, ayudas a familias y empresas, etc). Sector público 1, sector privado 0. La verdad es que no entiendo cómo uno puede defender el liberalismo económico después de todo esto.

Además, se tenían muy callado que hubiese situaciones en las que sí tiene sentido saltarse las reglas fiscales. Antes nos decían que las reglas eran sagradas, que si no se respetaban en todo momento cundiría el caos absoluto y el desastre económico. Pero ahora casualmente te las puedes saltar cuando te conviene. Vaya por Dios. ¿Y por qué sí para una cosa pero no para otra? ¿Por qué sí nos las podemos saltar para combatir una pandemia pero no para combatir el paro masivo, la pobreza extrema o la exclusión social? Esos eran problemas muy serios ya antes de la pandemia. Pero claro, a los gobernantes europeos no les importaba porque no les afectaba a ellos.

Por último, siempre nos habían dicho que elevados niveles de déficit y deuda pública eran el demonio, porque elevarían la prima de riesgo hasta el cielo y entonces todo se iría al garete. Pero ahora estamos viendo que no, que era un cuento que se habían inventado para meter miedo y que se aplicaran políticas de austeridad. Tal y como expliqué en un vídeo anterior, si el banco central quiere, la prima de riesgo se puede controlar y ningún nivel de deuda pública tiene por qué ser problemático. La deuda pública es una herramienta, no es algo malo per se. De hecho, los países más ricos del mundo como Estados Unidos o Japón suelen tener deudas públicas muy elevadas y no pasa nada. El problema está en pensar que la deuda pública es como la deuda privada, pero es que no tienen nada que ver como expliqué en otro vídeo anterior.

En definitiva, la suspensión de las reglas fiscales demuestra que estábamos en lo cierto quienes afirmábamos que su existencia no tiene justificación científica o económica sino ideológica. Estas reglas fiscales se crearon para justificar la austeridad y reducir el tamaño y alcance del sector público, permitiendo así que el sector privado pueda crecer más y hacer más negocio. Ése es su único objetivo. Cualquier otro que escuchéis por ahí es falso, es sólo una excusa para disfrazar de ciencia lo que en realidad es un propósito ideológico. Las reglas fiscales se pueden y se deben saltar para lograr que la economía funcione mejor y que la gente tenga más calidad de vida. Ya no hablamos de teoría, es que lo que está ocurriendo hoy día lo está demostrando empíricamente. Gracias, gobernantes europeos, por darnos por fin la razón y por tirar por tierra todas las mentiras que siempre nos habíais contado. Esperemos que cuando la pandemia se extinga, las reglas fiscales lo hagan con ella.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
La Unión Europea amplía la suspensión de las reglas fiscales hasta 2022, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF