Aumento del IVA a las bebidas azucaradas

El gobierno ha anunciado que subirá el IVA de las bebidas azucaradas del 10% al 21% lo que ha desencadenado toda una ola de apoyos pero también de críticas. Por un lado están quienes celebran la noticia porque consideran que contribuirá a mejorar la salud de la población, por otro lado están quienes creen que es una medida recaudatoria y que sólo servirá para empobrecer a las familias con menos recursos. Vamos a hincarle el diente a este asunto.

Para empezar, es importante recordar lo nocivo que es para la salud el azúcar añadido en general, y las bebidas azucaradas en particular. La Organización Mundial de la Salud señala que el aumento del consumo de bebidas azucaradas está asociado con el sobrepeso y la obesidad, lo cual es especialmente preocupante en el caso de niños. Hay multitud de estudios científicos que evidencian esta realidad.

A su vez, este sobrepeso y obesidad son factores de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares (que es la principal causa de muerte en el mundo y en nuestro país), la diabetes, los trastornos del aparato locomotor y algunos cánceres. De nuevo, la Organización Mundial de la Salud indica que sobre esto hay consenso científico. En consecuencia, el consumo elevado de bebidas azucaradas está asociado a una mayor probabilidad de padecer ese tipo de enfermedades.

En España el sobrepeso y la obesidad son problemas muy importantes. Acorde a los datos del Ministerio de Sanidad, uno de cada dos adultos entre 25 y 60 años presenta un peso superior a lo recomendable. En comparación con Europa, España se sitúa en una posición intermedia en el porcentaje de adultos obesos. Sin embargo, en lo que se refiere a la población infantil, nuestro país presenta una de las cifras más altas, sólo comparable a las de otros países mediterráneos.

Según un estudio de la OCDE, la obesidad absorbe uno de cada 10 euros del presupuesto sanitario español. Por lo tanto, esto es un problema grave de salud pero también económico porque atender todas las consecuencias derivadas del sobrepeso y de la obesidad absorbe muchos recursos públicos.

El Ministerio de Consumo ha iniciado una campaña agresiva de concienciación para que la gente sepa lo nocivo que es el azúcar añadido y decida, en consecuencia, moderar su consumo. También está promoviendo el establecimiento de un etiquetado en los productos que informe sobre lo saludables o no que son los alimentos que comemos. El etiquetado elegido ha sido el semáforo de Nutriscore, que aunque presenta importantes limitaciones y desventajas en comparación con otros modelos, es el único compatible con la legislación europea y el que más rápido y fácil se puede implantar. Para tener otro modelo de etiquetaje mejor tendremos que esperar a que el Parlamento Europeo modifique la legislación comunitaria al respecto.

Pero la información no es suficiente para cambiar los hábitos de alimentación. Por eso también se va a incrementar el IVA de las bebidas azucaradas que, recordemos, actualmente sólo están sujetas al 10%. Esto no tiene sentido porque la mayoría de productos están gravados al 21%, de forma que con ese tipo reducido del 10% lo que se está haciendo es promover desde las autoridades públicas el consumo de bebidas azucaradas, a pesar de lo nocivas que pueden ser. De ahí que esta medida trate de acabar con dicho incentivo, al ser perjudicial para la salud.

Ésta no es una idea novedosa. Ya hay 27 países que ya han introducido un impuesto especial a las bebidas azucaradas, como Francia, Australia, Chile, México y algunos estados de los Estados Unidos. Incluso Cataluña ya aprobó en 2017 un impuesto especial para este tipo de bebidas.

¿Cuáles han sido los resultados de estas experiencias? Pues que ha disminuido sustancialmente el consumo de bebidas azucaradas, que ha mejorado la salud de la población incrementando su esperanza de vida (especialmente la de las familias de menor renta), y que se ha reducido el coste sanitario. Hay estudios científicos al respecto para aburrir, en Filipinas, en Australia, en Estados Unidos, en Cataluña… El consenso es abrumador: es una medida con muchos impactos positivos sanitarios y económicos.

Las consecuencias negativas de esta medida tienen que ver con todas las actividades económicas relacionadas con la venta de estas bebidas y también con los consumidores de estos productos. Las empresas que producen alimentos azucarados ya llevan tiempo modificando su estrategia de negocio para reducir la cantidad de azúcar añadido en sus productos o para reducir nuevos productos no azucarados. En consecuencia, estas empresas seguirán operando, pero ofreciendo productos más saludables.

En cuanto a los consumidores, dedicarán más renta a estos productos pero esto supondrá un incentivo económico para que modifiquen sus hábitos de consumo, lo que redundará positivamente en su salud. Puesto que son las familias con menos renta quienes más empujados se verán a dejar de comprar estos productos, son precisamente ellas quienes más verán mejoradas su salud, como multitud de estudios demuestran que ha ocurrido en otros países.

Por último, esta medida no tiene pretensión recaudatoria por dos motivos principales. El primero es que al hacer una campaña agresiva en contra de los productos azucarados, lo previsible es que el consumo de dichos productos disminuya, y si disminuye se recaudará menos. El segundo es que no hay ningún motivo para recaudar más porque Bruselas ha permitido que el déficit público se pueda elevar todo lo que se quiera hasta 2022, por lo que no hay ninguna necesidad de ingresar más para reducir el déficit.

En resumen, el aumento del IVA a las bebidas azucaradas está avalado por la Organización Mundial de la salud como una política sanitaria muy rentable, que permite mejorar la salud de la población al mismo tiempo que se reduce el coste sanitario derivado de atender las enfermedades provocadas por un consumo excesivo de azúcar.

 

 

Revisión de estudios sobrepeso y obesidad 1: https://www.bmj.com/content/346/bmj.e7492?view=long&pmid=23321486
Revisión de estudios sobrepeso y obesidad 2: https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0022034513508954
Datos Ministerio Sanidad: https://www.mscbs.gob.es/campannas/campanas06/obesidadInfant3.htm#:~:text=En%20la%20poblaci%C3%B3n%20adulta%20espa%C3%B1ola,varones%20(13%2C2%25).
Estudio OCDE: https://read.oecd-ilibrary.org/social-issues-migration-health/the-heavy-burden-of-obesity_67450d67-en#page1
Estudio Cataluña 1: https://www.upf.edu/documents/3223410/7582912/CRESWP201804110.pdf/c888c03c-06e2-7c2b-415f-accae486a9c7
Estudio Cataluña 2: https://www.ivalua.cat/documents/1/17_07_2019_06_56_34_InformeAvaluaciolBEE.pdf Estudio Filipinas: https://www.who.int/bulletin/volumes/97/2/18-219980/en/
Estudio Australia: https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1002326
Estudio México: https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1002326
Estudio Estados Unidos: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0749379715000963

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Aumento del IVA a las bebidas azucaradas, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF