Archivos de Categoría: Distribución de la renta

Elevar el IRPF: más justicia fiscal y mayor reparto del trabajo

Artículo publicado originalmente el 5 de septiembre de 2018 en El Salto
Una de las medidas que está negociando actualmente el Gobierno con el grupo confederal de Unidos Podemos para incorporar en los presupuestos generales del Estado de 2019 consiste en incrementar el IRPF a los contribuyentes más acaudalados. Por un lado, se está estudiando incrementar el tipo impositivo del tramo estatal (probablemente desde el 22,5% hasta el 26,5%, lo que implicaría volver a lo que teníamos en el año 2012) a aquellos contribuyentes que ganen por rentas del trabajo más de 150.000 euros anuales (120.000 en su versión más ambiciosa). Por otro lado, encima de la mesa se encuentra la posibilidad de incrementar el tipo impositivo de las rentas del ahorro para avanzar en la equiparación con los tipos de las rentas del trabajo. Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Los Presupuestos de 2018 vuelven a congelar las ayudas, subvenciones y subsidios del IPREM

Artículo publicado originalmente en el número 60 de La Marea

Hasta el año 2004 el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) era un indicador que no sólo servía para establecer cuál debía ser la cantidad mínima que tendría que cobrar una persona asalariada, sino que también servía para fijar la cuantía de subvenciones, subsidios de desempleo y otras ayudas públicas. Ese año, el recién llegado gobierno del PSOE decidió reformular el indicador, desvinculándolo completamente de las ayudas mencionadas. De esta forma, cualquier incremento en el SMI dejaría de conllevar un aumento en subsidios, subvenciones y ayudas, que pasarían a estar vinculadas a un nuevo indicador denominado Índice Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Se trató de un hábil movimiento del gobierno del PSOE, porque le permitió incrementar el SMI a un ritmo superior al que había venido registrando hasta entonces sin que le costara apenas ni un euro hacerlo, puesto que ya no tenía que incrementar las ayudas públicas (y el coste del incremento en el salario mínimo recae fundamentalmente sobre los empleadores del sector privado, no sobre el público). Una medida sin coste económico, pero con alto rédito político y electoral, ya que el incremento del salario mínimo era una importante reivindicación de los sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil, además de una necesidad social. Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)

La brecha de género muestra todo su esplendor en las pensiones

Artículo publicado originalmente en el número 59 de La Marea

 

El pasado 8 de marzo vivimos una histórica jornada de reivindicación feminista. Ese día muchos fueron conscientes por primera vez de que en nuestras sociedades la mujer se encuentra en una situación de subordinación e inferioridad con respecto al hombre, mientras que quienes eran ya conscientes de ello reforzaron sus convicciones y se empoderaron aún más. Esta situación de desigualdad tiene sus raíces en una división sexual del trabajo, que empuja al colectivo femenino a ocuparse del trabajo reproductivo y de cuidados mientras que el colectivo masculino tiende a acaparar los trabajos productivos.

Este reparto del trabajo tiene una repercusión clara y notable en términos económicos, sociales y culturales. Las actividades que se suelen encomendar a las mujeres no están reconocidas siquiera como “trabajo” o “empleo” sino que se consideran “tareas” o “labores”, no están remuneradas o lo están de manera insuficiente, y no gozan de prestigio social (está mejor visto trabajar para una empresa –se dedique a lo que se dedique– que cuidar a un anciano dependiente en casa). Todo esto explica que las mujeres cobren de media un 23% que los hombres y que estén relegadas socialmente a un segundo plano.

Pero a pesar de que la raíz de la injusticia se encuentra en el reparto del trabajo, la brecha de género no desaparece cuando finaliza la época laboral, sino que ocurre todo lo contrario: ¡se agudiza! Esto es así porque nuestro modelo económico vincula las pensiones a la remuneración obtenida en un puesto de trabajo. Puesto que el trabajo asociado históricamente a las mujeres está mal remunerado o no lo está, ellas reciben menos pensiones que ellos y además de cuantía inferior.

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)

Presupuestos 2018: que los pocos árboles sanos no impidan ver el bosque quemado

Artículo publicado originalmente en ElSalto el 6 de abril de 2018

El Gobierno ha presentado su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 y lo ha hecho anunciando todo tipo de medidas y enseñando todo tipo de datos. Entre tanta información y tantas cifras mareantes es muy fácil despistarse y perder de vista la panorámica general. A eso juega claramente el Gobierno, que astutamente ha colado algunas medidas positivas de notable visibilidad para que se centre en ellas la atención y no se hable de lo negativo que es el documento en su conjunto. Esas medidas son los pocos árboles sanos que podemos encontrar en unos presupuestos que mantienen intacto el bosque que incendiaron con el fuego de la austeridad hace ya ocho años.

El dato clave es el gasto público total en comparación con la riqueza del país. No el incremento del gasto en euros con respecto al año anterior, ni el peso del gasto social, ni otras milongas que están utilizando el gobierno y sus voceros; lo importante es mirar qué parte de la tarta española se destinaría al gasto público. Porque de nada nos sirve que aumente algo el gasto público si la economía está creciendo más, porque eso significaría que nos están dando un pedazo de la tarta cada vez más pequeño. Y esto es precisamente lo que quieren que ocurra: se estima que la economía (la tarta) crezca al 2,7%, mientras que el gasto público (el pedazo de la tarta) sólo aumentaría un 1,2%. El resultado: menos recursos para el estado social en comparación con la riqueza del país. De cumplirse estos presupuestos, el gasto público se situaría en el 40,5% del PIB, un nivel no sólo más bajo que el año anterior, ¡sino el más bajo de los últimos diez años anteriores! España siempre ha gastado unos 5 puntos porcentuales del PIB menos que la media europea y unos 10 puntos menos que otros países vecinos, y en vez de mejorar ese ratio lo que propone el gobierno del Partido Popular –y lo que aprueba Ciudadanos– es reducirlo aún más. Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)

Los recortes en la sanidad y la educación públicas han dado alas al negocio privado

Nos mintieron descaradamente al decirnos que los recortes en el gasto público -que ha ocasionado una merma en los servicios públicos de educación y sanidad- eran necesarios para que bajara la prima de riesgo. Ésta no bajó con los recortes, sino con la intervención del Banco Central Europeo. Este organismo podría haber actuado sin necesidad de que se realizaran recortes.

Pero es que el objetivo que perseguían al recortar no era reducir la prima de riesgo, ni el déficit público ni la deuda, sino que lo que buscaban era ampliar el margen de negocio del sector privado (en educación y sanidad, sobre todo). Es fácil de entender: si yo soy el dueño de una empresa sanitaria, a mí me vendrá bien que recorten en sanidad pública y que la calidad de su servicio empeore, porque muchos de sus usuarios vendrán a mi negocio en busca de mejor servicio aunque sea pagando. Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.3/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Salario directo, indirecto y diferido

En este breve vídeo explico de forma sencilla en qué consisten el salario directo, el indirecto y el diferido, y cómo cuando nos recortan en educación, sanidad o pensiones están también recortando nuestro salario y precarizando nuestras vidas

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.4/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)
www.pdf24.org    Send article as PDF   

El PP no gobierna en ninguno de los ayuntamientos con mayor inversión social

Artículo publicado originalmente en eldiario.es el 22 de noviembre de 2016
La Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales ha publicado recientemente los resultados de un análisis detallado de los presupuestos que los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes dedican a ‘Servicios Sociales y Promoción Social’. Para ello ha utilizado datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y los ha cotejado con los propios datos que ofrece cada una de las corporaciones locales.

Los resultados son los siguientes: sólo 12 ayuntamientos de los 350 analizados destacan por su elevado presupuesto en inversión social, estableciendo como requisitos para destacar que el gasto por habitante fuese superior a los 100€ en el año 2015, que esa cantidad no se hubiese reducido en los presupuestos de 2016, y que representase más del 10% del presupuesto total. Entre estos 12 ayuntamientos no hay ninguno que esté gobernado por el Partido Popular, hay dos gobernados por los llamados “gobiernos del cambio”, 8 del PSOE, 1 de CDC y otro de CIU. De entre todos ellos, sobresale el Ayuntamiento de Baza que mantiene un presupuesto superior a los 165 euros por habitante (la media de todos los ayuntamientos analizados es de 78,91 euros) y también el Ayuntamiento de Madrid al presentar un incremento de la inversión social del 43,2% entre 2015 y 2016 (mientras que ningún otro lo hace a un ritmo superior al 16%) lo que acaba situándole en segundo lugar con una inversión de 144,36 euros por habitante. Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 2 votes)

La gestión de la crisis incrementa enormemente la desigualdad en España

Algunos datos que no se suelen escuchar por ahí y que no podemos perder de vista para entender la respuesta que la élite económica y política le está dando a la crisis:

-El número de veces que la renta del 10% de la población española más rica es superior a la renta del 10% más pobre se ha multiplicado por 5,4 entre 2007 y 2011 (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, 2014).

-El número de millonarios (tienen más de un millón de dólares en patrimonio) que hay en España alcanzó 465.000 personas a mediados de 2014, lo que supone un aumento del 24% respecto al mismo periodo de 2013. Los incrementos anuales de 2012 y 2013 fueron de 5,4% y 11%, respectivamente (Informes de Riqueza Mundial de 2012, 2013 y 2014 de Credit Suisse).

-133 banqueros españoles cobran más de un millón de euros al año (33 más que en 2012). De todos ellos, 81 reciben más de dos millones y hay 3 que cobran más de cinco millones. (EBA, 2013).

-471 españoles declaran tener patrimonio superior a 30 millones de €, el doble que en 2007 cuando comenzó la crisis (Agencia Tributaria, 2013).

-En 2014 los consejeros de los grupos del Ibex ganaron de forma agregada 612 millones de euros, un 24% más que en 2013. (IBEX, 2014)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.8/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
www.pdf24.org    Send article as PDF   

Debate sobre pensiones en La Sexta Noche

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
www.pdf24.org    Send article as PDF   

Renta Básica Universal, una medida económica con importantes inconvenientes

Artículo publicado en el número 140 de la Revista Viento Sur de junio de 2015

Las críticas que suele recibir la Renta Básica (RB) –tanto desde la izquierda como de la derecha– suelen poner el foco en el ámbito financiero (no es posible o tiene muchos inconvenientes financiar un ingreso monetario para todo ciudadano y ciudadana) y en el ético (no es justo que alguien que no trabaje reciba una renta que al fin y al cabo proviene de alguien que sí trabaja). Sin embargo, muy pocas críticas se han centrado en los desequilibrios económicos que seguramente generaría la implementación de una RB en cualquier economía de orden capitalista. Es en esta última cuestión sobre la que girará el presente artículo, más que nada porque se parte de la consideración de que las críticas de carácter financiero no tienen ningún sustento científico y las de tipo ético carecen de sentido cuando uno constata que si la gente no trabaja es fundamentalmente porque no puede, no porque no quiera hacerlo. Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.4/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)