Archivos de Categoría: Política

La Hucha de las pensiones no sirve para nada

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Por fin tenemos nuevo Pacto de Toledo para las pensiones

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

La bajada del IRPF de Ayuso es inútil e injusta

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 2 votes)

El fondo europeo de recuperación no es un rescate ni implica hombres de negro

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Plan europeo de recuperación pos-covid19

Tras 90 horas seguidas de negociación, por fin se ha cerrado un acuerdo europeo sobre un plan de recuperación tras la crisis del covid-19.

 

Elementos positivos:

 

1)    Primera vez que se alcanza un acuerdo común (y no intergubernamental) de recuperación económica tras una crisis.

2)    Primera vez que los fondos serán obtenidos a través de endeudamiento común (y no individual), con unos tipos muy bajos.

3)    Una parte de los fondos serán entregados en forma de subvenciones, por lo que los Estados beneficiarios no tendrán que devolverlos.

4)    Se crearán nuevas figuras tributarias comunitarias (impuesto al carbono, tasa digital, impuestos al plásticos de único uso, transacciones financieras…) para poder ir pagando la deuda en la que se va a incurrir conjuntamente desde el año 2027 hasta el año 2058.

 

Elementos negativos:

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)

Ventajas e inconvenientes de una economía sin dinero en efectivo (cashless economy)

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.8/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)

¿Por qué en esta crisis no se habla de prima de riesgo?

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.7/10 (9 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)

El establecimiento de un precio máximo a las mascarillas no va a provocar mayor desabastecimiento

Artículo publicado en Público

El gobierno ha decidido establecer un precio máximo a las mascarillas, a los guantes y a los geles hidroalcohólicos por ser considerados de primera necesidad en una pandemia. En el caso de las mascarillas el precio se va a fijar en 0,96 euros por unidad. Con esto se pretende que no se produzcan abusos y que todo el mundo, incluida la gente de menos renta, pueda comprarlos. Esta decisión ha recibido algunas críticas y ataques por parte de algunas personas que aseguran que no tiene ninguna lógica económica y que lo que provocará es lo contrario a lo que se persigue, es decir, que haya desabastecimiento y que mucha gente se quede sin comprar estos productos.

 

El problema es que los análisis que hacen la mayoría de estas personas son ridículamente simples, lo que es desgraciadamente muy habitual en la ciencia económica. Utilizan modelos muy básicos y generales para analizar cualquier fenómeno económico. Un solo modelo les sirve tanto para un roto como para un descosido. Por ejemplo, utilizan la ley de la oferta y la demanda para analizar por igual tanto el precio de una mesa, del dinero o de un salario, cuando son cosas totalmente distintas que se ajustan a dicha ley de formas también muy diferentes. Y esto les lleva a cometer errores de bulto y obtener conclusiones absurdas. No podemos olvidar que la economía es una ciencia social y como tal no puede entenderse simplemente utilizando herramientas matemáticas. Estas son útiles como apoyo, pero no pueden ser el centro del análisis. La realidad económica es muy compleja para que pueda ser abordada con cuatro números y dos gráficas.
Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.3/10 (10 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 3 votes)

principales ayudas públicas anunciadas para combatir la crisis económica y social del Coronavirus

-Medidas de liquidez y garantías para que las empresas y los autónomos puedan pagar sus deudas y seguir operando.

-Derecho a prestación por desempleo extraordinario a todos los afectados por los ERE temporales hasta que acabe la cuarentena (aunque no cumplan el requisito de cotización y sin que ello consuma días de paro).

-Suspensión de las cuotas a la Seguridad Social de las empresas que realicen ERE temporales durante la cuarentena y flexibilización en el acceso a prestación por cese de actividad de los autónomos.

-Suspensión del pago de hipotecas a las familias más vulnerables.

-Suspensión del pago de suministro básico (luz, agua, gas y telecomunicaciones) a las familias más vulnerables.

-Facilidades para conciliar y realizar teletrabajo.

-Ayudas y facilidades para que las comunidades autónomas y los ayuntamientos atiendan a las familias más vulnerables.

Son medidas adecuadas y necesarias que van por el buen camino, pero son insuficientes para atender todas las dificultades con las que ya se están encontrando muchas familias, trabajadores, pequeñas empresas y autónomos. Se echan de menos algunas medidas que ya se han anunciado en otros países, como por ejemplo: contratación masiva de personal sanitario, ayudas para pagar los alquileres, para pagar algunos impuestos y para atender el cuidado de los niños y niñas en el hogar. Si se quiere reducir al máximo el daño económico y social que inevitablemente esta crisis ocasionará, el gobierno debería aprobar más medidas como estas. Esperemos que lo haga más pronto que tarde.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
www.pdf24.org    Send article as PDF   

Perjuicios económicos y sociales de la cuarentena y cómo contenerlos

Artículo publicado en eldiario.es

 

La mayoría de los países europeos -si no todos- van a estar en cuarentena varias semanas como medio para frenar el contagio del Coronavirus y evitar así la saturación de sus sistemas sanitarios. Se prohíbe a los ciudadanos salir de casa salvo para trabajar, abastecerse de lo básico, o por necesidades de salud o de otro tipo. La mayor parte de los negocios privados tienen prohibido operar, y los pocos que sí pueden hacerlo verán limitada sobremanera su clientela (excepto unos pocos establecimientos como los de alimentación básica, de higiene y farmacias). Esto supondrá un duro golpe a la actividad económica: con la mayoría de empresas cerradas y con los consumidores encerrados en sus casas es imposible que la economía pueda funcionar. Y no hay ninguna receta mágica que pueda solucionar este problema: el daño económico es inevitable.

La pregunta clave ahora es cuánto durará este daño y qué intensidad tendrá. Aunque el impacto va a ser drástico, lo cierto es que responde a un único factor presumiblemente temporal y que además no es de naturaleza económica. En consecuencia, hay motivos para creer que una vez superada esta pandemia el ciclo económico vuelva a su estado anterior, o al menos que se acerque mucho a él. La crisis que vamos a vivir no se parece en nada a la iniciada en 2008: entonces el problema era que la mayoría de agentes económicos estaban sobreendeudados, lo que los obligaba a priorizar el pago de las deudas antes que cualquier otro tipo de gasto e inversión, paralizando y hundiendo así la economía. Ese desendeudamiento tenía necesariamente que durar años porque era lento y porque partía de niveles muy elevados.

Ahora la situación es distinta: el shock económico ha sido originado por un factor puntual, ajeno a la economía y previsiblemente temporal. Cuando las cuarentenas finalicen, las empresas volverán a operar y los consumidores a consumir (tal y como está ocurriendo ya en China), y en principio cabe esperar que se recuperará la senda que la pandemia quebró. Otra cuestión diferente es que este fenómeno -especialmente si las cuarentenas se prolongan muchos meses o si éstas se producen en tiempos distintos a lo largo del planeta- actúe como detonante de otros desequilibrios macroeconómicos que ya existían y sobre los que muchos llevamos tiempo advirtiendo: la enorme burbuja de activos financieros provocada por las políticas ultra expansivas de los bancos centrales. Pero es muy pronto para saber si esto podrá ocurrir y, en principio, no hay muchos motivos para creerlo.

En cualquier caso, los niveles de endeudamiento de los agentes económicos no son tan elevados como en 2008, por lo que es improbable que este hipotético estallido pudiese ser peor que el de hace ya 12 años. También, evidentemente, dependerá de cuánto duren las pandemias: no es lo mismo que se prolonguen sólo durante unas pocas semanas o que lo hagan durante unos cuantos meses.

De lo que sí podemos estar seguros es de que afectará, y mucho, a las cuentas públicas. Téngase en cuenta que casi toda la economía privada se va a detener por completo: los consumidores no van a consumir prácticamente nada durante semanas por lo que muchísimas empresas, autónomos y trabajadores estarán un tiempo sin ingresar nada o prácticamente nada. Se pagará mucho menos por IVA, por beneficios, por IRPF, por impuestos especiales, por tasas, por precios públicos, etc.

Leer más »

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)