¿Cuánto va a durar la crisis económica del Coronavirus?

En los últimos días hemos ido conociendo diversas previsiones de crecimiento económico por parte de diferentes organismos como el Banco de España, la OCDE o el Banco Mundial. En todas ellas se estima que el Producto Interior Bruto, el indicador convencional para medir la producción, va a ser en 2020 muy inferior a su nivel de 2019 (en nuestro país, en Europa y en todo el mundo, lo que hace que esta crisis sea histórica). Pero esto no es algo que nos pille por sorpresa, porque son los efectos lógicos de una pandemia. Lo verdaderamente relevante e interesante es preguntarse cuánto durará esta crisis.

En primer lugar hay que tener muy claro que el PIB es un indicador que mide en términos monetarios cuántos bienes y servicios se producen en una economía durante un tiempo determinado (normalmente un año). Si en una economía sólo se producen sillas y en un año se producen 100 y cada silla cuesta un euro, entonces el PIB de esa economía es de 100 euros. En una economía con muchos tipos de productos lo que se hace es sumar todo, lo que cuestan las sillas y lo que cuestan el resto de productos. El resultado es el PIB de la economía.

Lo que se llama crecimiento económico es básicamente producir más que el año anterior. Si nuestra economía de 100 sillas produce al año siguiente 103 sillas, entonces habrá producido tres más, lo que implica que el crecimiento habría sido del 3%. Al contrario, las recesiones o crisis económicas se dan cuando se produce menos que el año anterior: si se producen sólo 90 sillas, el PIB sería un 10% menor.

Pues bien, como las economías han estado paradas casi en su totalidad muchas semanas (no sólo por los efectos del confinamiento y las medidas sanitarias, sino también por el propio miedo al virus), es evidente que este año se va a producir menos que el año anterior, por eso sabemos que el PIB este año será mucho menor.

De hecho, el Banco de España estima que en el mejor de los casos el PIB será en el año 2020 un 9% inferior al de 2019, y en el peor de los casos un 15,1% inferior. Es importante resaltar que esto son simplemente estimaciones y que el propio organismo reconoce mucha incertidumbre y un amplio margen de error, tanto por arriba como por abajo. Pero utilizando estas estimaciones como referencia, si os fijáis, en sólo un año el PIB caería más de lo que lo hizo en la crisis pasada durante cinco años, y eso poniéndonos en el mejor de los casos, porque cayó un 8% entre 2008 y 2013.

Pero es que la crisis del año 2008 y la actual no tienen absolutamente nada que ver. La primera se produjo en nuestro país básicamente por el pinchazo de una burbuja inmobiliaria que dejó a muchas familias y empresas altamente endeudadas. Para poder deshacerse de dicha deuda las familias y las empresas dejaron de consumir y de invertir tanto, y eso empeoró las cosas. Reducir la deuda lleva mucho tiempo, y eso es lo que explica que la recuperación económica tardara tanto.

Además, esta recuperación tardó más de la cuenta en nuestro país porque las políticas de austeridad que se aplicaron empeoraron las cosas. Hasta que las familias y empresas no se vieron con unos niveles de deuda aceptables no comenzaron a consumir e invertir lo suficiente para relanza la economía.

En cambio, la crisis actual ha sido provocada por un factor extraeconómico: una pandemia, por lo que sigue lógicas diferentes. No es que haya estallado una burbuja, ni que la gente esté muy endeudada. La causa de la crisis es la paralización de la economía debido a una pandemia. Eso explica que el PIB sea mucho menor de golpe. Pero también explica que en cuanto pase la pandemia la economía volverá a funcionar y el PIB volverá a unos niveles similares a los anteriores (porque muerto el perro se acabó la rabia). Por eso las estimaciones para el año 2021 muestran un repunte importante del PIB.

Esto es lo que se suele llamar recuperación en V, por la forma que adopta la curva en la gráfica, frente a la recuperación U que habría tenido la crisis anterior.

Que la recuperación sea mayor o menor va a depender de la duración de la pandemia. Por ejemplo, si mañana mismo tuviésemos una vacuna o un tratamiento efectivo contra el virus y todo volviese a la normalidad, el PIB podría volver fácilmente a su nivel inicial en el año 2021 (como muy tarde en el año 2022). Y al contrario, si no se descubre vacuna ni tratamiento y encima hay rebrotes que obliguen a tomar de nuevo fuertes medidas de confinamiento, entonces el panorama será muy sombrío y el PIB se recuperaría muy poco en sólo un año y habría que esperar mucho más tiempo para que volviese a niveles anteriores a la crisis.

Pero hay un escenario intermedio en el que se parte de la base de que no habrá vacuna ni tratamiento efectivo pero tampoco rebrotes importantes, es decir, que habría lo que se ha llamado “nueva normalidad”. En este caso muchos sectores económicos podrían funcionar más o menos decentemente pero muchos otros (los más afectados por las medidas de distanciamiento y seguridad) tendrían importantes problemas.

Entre estos sectores destaca por razones evidentes el turismo, y desgraciadamente nuestro país tiene una fuerte dependencia de este sector, lo que lo hace especialmente vulnerable al escenario mencionado. De ahí que la OCDE estime que sería uno de los que más tardaría en recuperar los niveles previos de PIB si vienen mal dadas, seguido de otros países en los que el turismo es también muy importante.

De todas formas lo más importante es entender que esta crisis no es como la de 2008, que necesitó muchos años para volver a situar el PIB al mismo nivel porque se tardó mucho en que la gente se desendeudara y porque había sectores sobredimensionados que al contraerse lastraron la economía, todo esto agravado porque se aplicaron fuertes políticas de austeridad. En la actualidad la deuda de las familias y empresas no es tan elevada como en el pasado ni parece haber burbujas, y de momento no se plantean políticas de austeridad, por lo que las condiciones económicas son mejores.

En definitiva, esta crisis está provocada por un factor extraeconómico, no por un factor intrínseco al funcionamiento de la economía. Si la pandemia dura poco, la recuperación podría ser rápida; si dura mucho, la recuperación podría ser muy lenta y sobre todo, muy asimétrica por sectores, quedando más dañadas las economías en los que los sectores más afectados son más importantes, como le ocurre a la española.

En cualquier caso, incluso en el peor de los escenarios posibles, es difícil pensar que el descubrimiento de la vacuna vaya a tardar 5 años, que es el tiempo que estuvo haciendo efecto la crisis de 2008, por lo que hay motivos para pensar que esta crisis del coronavirus será menos duradera que la del año 2008, al menos en nuestro país, porque las condiciones de partida no son tan malas como entonces. A no ser, claro, que se vuelvan a aplicar políticas de austeridad que empeoraran la situación.

No related content found.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
¿Cuánto va a durar la crisis económica del Coronavirus?, 5.5 out of 10 based on 2 ratings
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF