El desendeudamiento explica en buena medida la caída de los precios

Artículo publicado en el número 22 de La Marea

En España los precios llevan cayendo siete meses seguidos (y la inflación subyacente lleva casi un año inmóvil) , y en la Eurozona se mantienen estancados y con riesgo de caer. Aunque ello resulte positivo para los consumidores, a medio plazo puede generar una dinámica muy perjudicial para la economía. Los dirigentes europeos lo saben y por eso están tomando medidas drásticas como la Expansión Cuantitativa.

Aunque últimamente la caída del precio del petróleo esté empujando fuertemente los precios a la baja, si los precios caen de forma generalizada es fundamentalmente porque la población no tiene mucha capacidad de compra y, por lo tanto, lo que suelen hacer los vendedores para lograr más ventas es disminuir un poco los precios de sus productos. Todo economista sabe que el nivel de precios depende (aunque no sólo) de la cantidad de dinero que haya en circulación, al igual que la altura de un río depende de la cantidad de agua que transcurra por él. Cuando hay mucho dinero en movimiento los vendedores aprovechan y aumentan los precios de sus productos para obtener más beneficios por unidad vendida. Y al revés: cuando hay poco dinero en movimiento los vendedores se ven empujados a bajar los precios. En consecuencia, que los precios disminuyan quiere decir que la cantidad de dinero no está aumentando y que incluso puede estar reduciéndose. Y esto ocurre fundamentalmente debido a un fenómeno muy actual: el desendeudamiento.

Empecemos por el principio. Hoy día en nuestras economías desarrolladas el dinero existente es creado en su inmensa mayoría por los bancos privados. Aunque la mayoría de la gente cree que los bancos necesitan depósitos para dar préstamos, en realidad es al revés: los bancos crean depósitos cuando dan préstamos. Valga un ejemplo apoyado en el diagrama adjunto: si el banco B le da un crédito a su cliente C por 1000 euros, la cuenta bancaria del cliente aumentará en 1000 y al mismo tiempo el “pasivo” del banco aumentará en esa cantidad. El pasivo es el compromiso de pago (la deuda) del banco, y se entiende así porque es dinero que el banco tiene que tener a punto siempre que lo desee el cliente (cuando vaya a sacar dinero en efectivo, o cuando vaya a comprar con tarjeta de crédito, etc). Ese dinero lo acaba de crear el banco simplemente tecleando la cantidad en el ordenador correspondiente. El depósito bancario es creado por el banco. Eso sí, la creación de dinero no puede ser infinita porque el banco se enfrenta a determinados límites legales y de otro tipo que lo impiden.

Captura de pantalla 2015-02-17 a la(s) 12.12.33

La inmensa mayoría del dinero hoy día existente nació así: a través de un préstamo otorgado por un banco privado a un cliente. Por lo tanto, si la cantidad de dinero aumenta, eso quiere decir que lo están haciendo los préstamos; y al revés. La altura de la barra del diagrama es el dinero que tiene en este caso el cliente. Si representásemos en un diagrama todas las cuentas bancarias de la población, la altura de la barra representaría todo el dinero que existe en la economía.

Ahora veamos en el mismo diagrama cómo se destruye el dinero. Imaginemos que, por el motivo que sea, el cliente C decide devolver 500 euros de los 1000 euros que le dio el banco B. En este caso, la cuenta bancaria del cliente C se reduce en 500 y al mismo tiempo el pasivo del banco lo hace por esa misma cantidad (el banco ya no tiene la obligación de tener preparados 500 euros en efectivo o en forma de transferencia cuando el cliente lo desee). El banco no recibe ese dinero, sino que cancela parte del compromiso de pago que él mismo creó. Destruye parte del dinero que el banco creó al dar el préstamo. La altura de la barra desciende, ¡y con ella la cantidad de dinero existente! Es evidente: si dar un préstamo aumenta el volumen de dinero en circulación, devolver el préstamo logra disminuirlo.

Captura de pantalla 2015-02-17 a la(s) 12.12.44

Esto último es lo que lleva ocurriendo en la actualidad de forma generalizada desde el año 2008. Las empresas han reducido desde entonces su deuda en un 22% y las familias en un 17% . Esto supone un descenso de la cantidad de dinero existente de una intensidad similar. La cantidad de dinero desciende bruscamente por este canal, aunque al mismo tiempo aumenta por la vía del sector público (que se endeuda frente a bancos y por lo tanto hace aumentar la cantidad de dinero). Es decir, si no fuese por el endeudamiento del sector público, la cantidad de dinero destruida sería mucho mayor que la que es, y con ella el descenso de los precios.

Con menos dinero en circulación debido a este desendeudamiento, los vendedores se ven obligados a disminuir los precios de sus productos para atraer clientes. Aquí encontramos uno de los factores fundamentales que explican la caída de los precios: el desendeudamiento.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
El desendeudamiento explica en buena medida la caída de los precios, 9.8 out of 10 based on 5 ratings
Be Sociable, Share!
PDF24    Send article as PDF