El indicador más riguroso para analizar el empleo revela que no hay creación de empleo

Que si el número de parados ha disminuido, que si el número de ocupados ha aumentado, que si el número de afiliados a la Seguridad Social va aumentando…

Que nos os mareen ni confundan. Estos indicadores dan pie a diferentes lecturas y siempre hay margen para manipular de forma interesada. El número de parados puede disminuir aunque no se genere empleo (por ejemplo, debido a la emigración). El número de ocupados o de afiliados a la Seguridad Social puede aumentar aunque no se esté trabajando más (por ejemplo, si se despide a un trabajador a jornada completa y se contratan a dos trabajadores a jornada parcial).

Donde no hay lugar a dudas es en el número total de horas trabajadas: si éstas aumentan significa que se está trabajando más; si éstas disminuyen significa que se está trabajando menos. Así de simple y así de sencillo. Es el mejor indicador del empleo, con el cual no hay posibilidad de que nos engañen.

Pues bien, utilizando este indicador se puede observar que desde el primer trimestre de 2013 no se está destruyendo más empleo (¡estaría bueno que lo hiciese después de más de 4 años de destrucción!), pero al mismo tiempo se comprueba que tampoco se está trabajando más (y por lo tanto no se está generando más renta). El número de horas trabajadas permanece estancado, y es equiparable al del primer trimestre de 2001.

Gráfico 2

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
El indicador más riguroso para analizar el empleo revela que no hay creación de empleo, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF