El Partido Popular de Madrid lleva 26 años gobernando para los ricos

 

El Partido Popular lleva gobernando la Comunidad de Madrid ininterrumpidamente desde 1995, hace ya 26 años. Tanto tiempo en el poder le ha servido para aplicar una política económica bastante definida y estable, que no ha sufrido grandes cambios en todos estos años (a diferencia de lo que ha ocurrido en otras regiones). Sus propios dirigentes han definido esta política económica como liberal, en el sentido de que persigue el crecimiento económico a través de unos impuestos bajos y de una reducida intervención pública en la economía. Por la presidencia de la Comunidad han pasado diferentes políticos, como Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre, Juan Ignacio González, Cristina Cifuentes, Ángel Garrido e Isabel Díaz Ayuso; y todos ellos han hecho hincapié en las supuestas virtudes del liberalismo económico (incluso en épocas de crisis, como Ayuso en la crisis del covid de 2020, reduciendo por ejemplo todavía más el impuesto de la renta de las personas físicas, como ya analizamos en un vídeo anterior).

¿Pero qué caracteriza realmente a esta política económica que abandera el Partido Popular de Madrid? Pues muy sencillo: que beneficia casi exclusivamente a quienes más dinero tienen y que perjudica especialmente a quienes tienen menos. Esto no es una opinión, es una evidencia contrastada por innumerables estudios académicos. En todo caso, el debate está en si estas políticas orientadas a los ricos acaban beneficiando también y de alguna manera al resto de la población, que es lo que defienden algunos y que en economía se llama “efecto goteo”: beneficiar a los de arriba para que parte de su abundancia gotee a los de abajo. Aunque lo cierto es que a lo que estamos más acostumbrados es a esto: a que los beneficios se queden estancados en las capas altas y que nunca lleguen más abajo. O esta variante, que los beneficios acaban en paraísos fiscales como Panamá, sin que lleguen abajo. Vamos a ver qué pasa exactamente en la Comunidad de Madrid.

Lo primero que hay que señalar es que la política económica del PP en Madrid se ha basado fundamentalmente (si no totalmente) en bajar los impuestos. Esto puede que suene bien a priori, pero aquí hay que tener en cuenta muchas cosas. La primera es que, por su propia definición, estas medidas no ayudan nada a quienes menos dinero tienen. Esto es fácil de entender: los impuestos se pagan en función de la capacidad económica: a medida que tengas más dinero, más impuestos pagarás proporcionalmente; pero cuando no tienes ingresos o tienes muy pocos, no pagas impuestos; así que el hecho de que te los bajen te da absolutamente igual, porque ni pagabas antes ni pagarás después. La reducción de impuestos sólo beneficia a quienes los pagan, y si los pagan es porque tienen dinero para ello. Por ejemplo, y utilizando datos de la propia Comunidad, en Madrid no pagan el IRPF unos 2,7 millones de personas de un total de 5,6 millones mayores de 16 años. Por lo tanto, casi la mitad de todo Madrid, que no tiene ingresos o que los tiene muy bajos, y que son precisamente los que más ayuda podrían necesitar, no se ven beneficiados por las políticas de reducción de impuestos del Partido Popular.

Además, lo segundo que hay que tener en cuenta es que, dentro de esa mitad de personas que sí pagan IRPF no todos se benefician por igual. El PP de Madrid ha bajado el tipo impositivo más a los que más dinero ganan. Por ejemplo, aproximadamente la mitad de los contribuyentes ganan menos de 20.000 euros al año, si tú eres uno de ellos pagas más o menos lo mismo que si vivieses en cualquier otra comunidad autónoma (y pagarías menos si vivieses en Euskadi); vaya, que como mucho te ahorras 20 euros al año; seguro que no te saca de pobre.

Si ganas 30.000 euros al año, que es lo que le ocurre a los que se sitúan en esta franja de los declarantes, más de lo mismo. En Euskadi pagarías menos, y como mucho te ahorrarías 50 euros al año. No parece que vayas a poder hacerte rico así.

Si, en cambio, ganas 45.000 euros, que es una cantidad ya bastante importante que sólo gana un pequeño porcentaje de la población adinerada, entonces en Madrid pagarías bastante menos en impuestos que si viviesen en otra comunidad autónoma (exceptuando Euskadi), unos 200 euros menos que la media española, y unos 700 menos que en Navarra o Extremadura.

Pero es que, si ganas 110.000 euros, que sólo lo hace un 5% muy adinerado de los declarantes, entonces en Madrid pagarías menos impuestos incluso que en Euskadi, unos 700 euros menos que la media nacional y 2.400 menos que en Navarra o la Comunidad valenciana.

Y si ganas 300.000, que es un pastizal y que lo hacen cuatro gatos millonarios, todavía te beneficias mucho más porque pagarías mucho menos que en otras regiones, unos 4.000 euros menos que la media española, y 17.000 euros menos que en la Comunidad valenciana.

Y si ya ganas 600.000, que sólo lo ganan unos pocos ultrarricos que casi puedes contar con los dedos de una mano, lo mismo: pagarías mucho menos que en cualquier otra comunidad autónoma, 14.000 euros menos que la media española y 38.000 euros menos que en la Comunidad valenciana.

Es decir, que sólo te beneficias significativamente de las políticas del PP si ganas más de 40.000 euros año, algo que sólo lo hace el 30% más adinerado de los que declaran el IRPF, es decir, sólo el 15% más rico de toda la población madrileña adulta. Pero los que de verdad salen ganando son los que ganan más de 60.000 euros, que son sólo el 4,6% más rico de la población. Son políticas claramente orientadas a los ricos.

Pero esto no acaba aquí. Desde el año 2004 el Partido Popular bonifica al 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para determinados vínculos de parentesco. Es decir, que de los 100 euros que se tendrían que pagar por heredar o por recibir un regalo, y sólo se paga cuando son volúmenes muy grandes, la Comunidad de Madrid te perdona 99 euros y sólo te obliga a pagar 1.

Por ejemplo, si un padre le regala a su hijo o hija 800.000 euros (que es lo típico que nos dan a todos, una paguita para el finde), en Madrid apenas tendría que pagar impuestos, lo que contrasta mucho con lo que ocurriría en otras regiones. Se llegaría a ahorrar unos 200.000 euros. Sólo se pagaría menos en Cantabria.

Ocurre lo mismo con las herencias. Si una persona de 30 años recibe por herencia unos 800.000 euros (que es un verdadero pastizal, porque es lo que le toca a cada heredero y el valor de la vivienda principal así como las deudas pendientes -como la hipoteca- no se cuentan), entonces en Madrid apenas pagaría por el impuesto (aunque en Andalucía, Cantabria y Galicia no pagarían nada). En la mayoría de las comunidades pagaría mucho más. Es decir, que en Madrid esa persona se ahorraría unos 100.000 euros.

Hay personas que ven normal que se pague poco por esto, porque dicen que al fin y al cabo es dinero que le entrega un padre a un hijo, pero la realidad es que un padre y un hijo no son la misma persona, y cada uno tiene que pagar por lo suyo. Precisamente hay consenso en la academia a la hora de considerar que los impuestos a la herencia son de los más justos que hay porque evitan las grandes concentraciones de riqueza sólo por una cuestión de sangre y no por el esfuerzo o los méritos. No olvidemos que estos impuestos sólo gravan los grandes patrimonios, no a quienes heredan cantidades reducidas o normales.

De hecho, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda ha señalado que quienes pagan fundamentalmente este impuesto es el 0,7% de la población más rica, y que una supresión de dicho impuesto les beneficiaría fundamentalmente a ellos y perjudicaría al 72,4% de la población que cobra entre 6.000 y 60.000 euros al año, porque acabarían compensando la pérdida de la recaudación pagando otros impuestos, pagando más intereses de deuda, o recibiendo menos servicios públicos.

Por cierto, el Impuesto de Sucesiones tiene muy mala fama porque ha sido intencionadamente confundido con el Impuesto de plusvalía, que ése sí que puede afectar injustamente a personas con recursos modestos y que ha sido declarado parcialmente inconstitucional por la justicia.

Pero todavía hay más (y de hecho lo más grave), porque desde el año 2011 el Partido Popular de Madrid suprimió en la práctica el impuesto de Patrimonio, que grava la riqueza de las grandes fortunas. Por ejemplo, quien tiene un patrimonio valorado en 800.000 (que no sea su vivienda principal y descontando las deudas, lo que es mucho dinero y que sólo le ocurre a 18.000 madrileños, el 0,32% de la población), en Madrid no paga nada, como en Bizkaia y Álava, a diferencia de lo que ocurre en la mayor parte de las regiones, donde algo se paga, aunque no sea mucho.

Pero es que si tiene un patrimonio de 15 millones de euros, que es un verdadero pastizal sólo al alcance de unas 1.000 personas ultrarricas, el 0,02%, entonces en Madrid no paga absolutamente nada, a pesar de que en el resto de regiones tendría que pagar al menos unos 200.000 euros al año, algo que obviamente se puede permitir.

Acorde a los datos del sindicato de técnicos de Hacienda, el 99,7% del impuesto sobre el patrimonio le correspondería pagarlo a los 13.498 madrileños titulares de un patrimonio de más de 1,5 millones, el 0,22% de la población adulta. Así que, no hay dudas, el Partido Popular de Madrid legisla claramente para favorecer a los ricos, lo que contrasta muchísimo con quienes menos dinero tienen, que no reciben ninguna ayuda.

Esta peculiar situación tributaria de la Comunidad de Madrid ha llevado a algunos estudios a calificar la región como paraíso fiscal, ya que al ofrecer una tributación tan baja a las grandes fortunas conlleva que muchas de ellas, residentes en otras partes del país, cambien su domicilio a Madrid con el único objetivo de pagar menos o ningún impuesto.

Acorde a este estudio, en los cinco años posteriores a la supresión del impuesto al Patrimonio, la comunidad recibió a 6.000 contribuyentes de otras autonomías para escapar del pago de ese tributo, y todas estas personas tenían un patrimonio superior a los 700.000 euros.

Algo similar ocurrió en 2004, cuando se empezó a bonificar el impuesto sobre sucesiones, pues entonces hubo 38.921 declaraciones y ahora rondan las 90.000 (y la población no ha crecido en esa proporción). Esto ha provocado que la herencia media en la Comunidad de Madrid sea de 150.000 euros, cuando la media estatal está en torno a los 105.000 euros, lo que sólo se puede explicar porque muchas personas acaudaladas se han domiciliado en Madrid. A las declaraciones sobre impuesto de donaciones les pasó igual: crecieron desde 4.000 a 42.000.

Todo esto ha hecho que los ricos se concentren en Madrid: actualmente 6 de cada 10 españoles que tienen más de 30 millones de euros residen en Madrid. Estamos hablando de que de los 508 ultrarricos españoles, 303 residen en la comunidad madrileña.

Obviamente todas esas grandes fortunas que se han marchado a Madrid dejan de pagar impuestos en las comunidades de las que vienen. De ahí que algunos estudios, como éste del observatorio de Andalucía, señalen que la Comunidad de Madrid está actuando como un paraíso fiscal y robando impuestos al resto de comunidades autónomas. Si el propio consejero de Economía de Madrid ha asegurado que desde el año 2004 se han dejado de recaudar 48.000 millones de euros por sus regalos fiscales, se concluye que en realidad buena parte de ese dinero se está dejando de recaudar en otras regiones. ¡Madrid está robando impuestos a sus vecinos! Sus autores aclaran que esta estrategia es insolidaria e ineficiente. Insolidaria porque sólo se puede beneficiar de ella quien primero reduzca los impuestos, de forma que, si ahora otra comunidad hiciera lo mismo, no cambiaría mucho la cosa porque ya todos los ricos susceptibles de cambiar el domicilio lo han hecho ya, a Madrid. E ineficiente porque se está perdiendo mucha recaudación en todo el territorio español, y también elevando mucho la desigualdad de riqueza en todo el país, no sólo en la comunidad madrileña.

Aquí se puede ver todo lo que deja de recaudar la Comunidad de Madrid debido a sus regalos fiscales, acorde a sus propios datos oficiales: Esto sería lo que ha dejado de recaudar por IRPF durante todos esos años, esto por impuesto de sucesiones y donaciones, esto por impuesto de transmisiones y actos jurídicos documentados, esto por el impuesto de patrimonios, y esto todo sumado.

Esa cantidad que se deja de ingresar es equivalente al 20% de los ingresos de la Comunidad de Madrid. Y claro, si ingresas menos dinero por impuestos, y no quieres reducir el gasto público en la misma proporción, no te queda más remedio que endeudarte más. De hecho, y tal como ha calculado el economista Carlos Sánchez Mato, durante los 26 años del gobierno del Partido Popular, y al mismo tiempo que se perdonaban impuestos a los ricos, la deuda por madrileño iba aumentando desde los 544 euros hasta los 5.129 euros actuales. Y con el incremento de la deuda también han aumentado muchísimo los intereses a pagar por ella, desde un 4% de todo el presupuesto en el año 2007 hasta el 16% en 2020. Ojo que en esto ha tenido mucho que ver, tal y como se pone de manifiesto en esta investigación del diario ElSalto, el hecho de que los gobiernos madrileños hayan preferido endeudarse directamente en el mercado financiero en vez de endeudarse a través de los canales que ofrece la administración central. De hecho, es la única comunidad autónoma del régimen común que lo ha hecho a este nivel, lo que no tiene explicación más allá de querer hacerles el negocio a los inversores financieros, que por otro lado, curiosamente suelen ser sus amigos o ellos mismos… Vaya, que hacen negocio privado gracias a lo público, y por el camino nos encarecen la factura a todos los demás.

De todas formas, alguien podría decir que, aunque el Partido Popular madrileño perdone impuestos a los ricos e incremente su endeudamiento, al menos estaría manteniendo unos niveles importantes de inversión en servicios públicos como educación y sanidad (que son las dos competencias más importantes, con diferencia, de las comunidades autónomas). Pero es que no ocurre así, ni de lejos. El dinero dedicado a educación en el año 2020 ha sido sólo de 729 euros por persona, el nivel más bajo de todo el territorio. A esar de que la Comunidad de Madrid no es pobre precisamente. Y esta insuficiente inversión no es cuestión de un año, sino que lleva siendo así durante mucho tiempo, con una tendencia descendente a largo plazo, pues antes de 2008 se invertía mucho más.

Pasa exactamente lo mismo con el dinero dedicado a sanidad, incluso a pesar de que la pandemia haya afectado con especial virulencia a la comunidad madrileña: ninguna comunidad autónoma ha dedicado menos dinero por persona en el año 2020 que Madrid.

Con la siguiente competencia de política social importante que tienen las comunidades, que es la política de vivienda, pasa algo incluso peor: el presupuesto no deja de caer, destinando cada vez menos dinero a esta cuestión capital.

Además, es que la comparación juega todavía más en contra de Madrid por dos motivos: uno es porque Madrid es de las regiones más ricas de España, así que podría dedicar más recursos al presupuesto que la mayoría, y otro es porque, al ser la región con el coste de vida más elevado, un 14% por encima de la media española, no le valdría con tener el mismo presupuesto por persona que el resto de regiones, sino que tendría que tener más. Cosa que ni de lejos ocurre.

Este miserable presupuesto, sumado a los regalos fiscales a los ricos, explica que, tal y como revela el informe Foessa e desigualdad, haya un millón de personas, el 16% de la población, bajo el umbral de la pobreza, que la desigualdad entre los ricos y los pobres sea la más alta de España, y que la falta de vivienda sea la primera causa generadora de exclusión. Vamos, que eso del efecto goteo más bien poco.

Vale, pero aquí queda una última cosa por ver.

Y es que algunas personas señalan que, aunque la comunidad tenga unos datos muy malos en desigualdad e incluso en presupuesto público, Madrid es una región muy rica en términos de actividad económica y empleo, y que lo es precisamente por esa estrategia de reducir los impuestos y atraer grandes fortunas. Bueno, ¿que hay de verdad en esto?

Pues es difícil dar una respuesta tajante, pero sí que hay muchos motivos para pensar que hay muy poco de verdad en eso… Sí, Madrid es una comunidad próspera que atrae muchas inversiones y muchos trabajadores; pero nada nos dice que eso sea así gracias a su política de reducción de impuestos. Más bien, la evidencia disponible nos apunta en otra dirección muy distinta. Se ha publicado recientemente un prolijo estudio que analiza precisamente cuál es la razón del éxito de la comunidad de Madrid, y sus conclusiones tienen muy poco que ver con el discurso del Partido Popular madrileño y mucho que ver con las ventajas que brinda albergar en su seno la capital del país.

En primer lugar, nuestro país tiene un sistema radial de carreteras y ferroviario cuyo epicentro se sitúa en la capital, en Madrid, lo que facilita y abarata el desplazamiento de mercancías y viajeros, lo cual es imprescindible para la actividad económica. Si además le sumamos su infraestructura aeroportuaria, que es la que más inversión ha recibido de todas las del país, concluiremos que ninguna otra región del país disfruta de estas ventajas económicas.

En segundo lugar, una buena parte de los organismos y edificios de la administración central del Estado se sitúa en Madrid, lo que conlleva que esta región tenga muchos más empleados públicos que otras, y eso significa más salarios, más consumo y mayor dinamismo económico. El porcentaje de empleados públicos en la capital dobla el peso de la población de Madrid en España, lo que representa un plus de unos 80.000 empleados para la capital que, con sus familias, suponen unas 225.000 personas más.

En tercer lugar, estos organismos públicos necesitan contratar empresas para realizar sus actividad. Casi 6 de cada 10 euros de todas las licitaciones del sector público estatal se sitúan en la capital. Esa cifra más que triplica el peso económico de la Comunidad d Madrid en España.

En cuarto lugar, hay sectores económicos como el de la información y el de la comunicación que se concentran, por razones evidentes, en la capital. De hecho, el 90% de sus grandes empresas y el 95% de su facturación se sitúan en Madrid. Además, como suelen ser sectores en el que se necesita mucha cualificación, la capital acaba atrayendo trabajadores muy formados y especializados, lo que le permite tener mayor productividad.

Y en quinto y último lugar, y debido a todo lo anterior, es decir, debido a que hay mejores comunicaciones, más trabajadores formados, mejores recursos, mejores infraestructuras, y en general mayor dinamismo económico, las grandes empresas prefieren operar en Madrid porque se benefician de todas esas ventajas. De hecho, casi la mitad (el 44,5%) de las 1.000 mayores empresas españolas tienen su sede en la Comunidad de Madrid.

En consecuencia, Madrid es próspera y boyante en términos económicos y de empleo no porque lleve años aprobando regalos fiscales a los ricos, sino fundamentalmente gracias a su condición de capitalidad. Lo que explica el crecimiento económico no es que la gente con dinero se domicilie en el territorio (ya que al fin y al cabo eso no genera ni empleo ni inversión ni nada), sino que las empresas decidan realizar sus actividades ahí debido a las ventajas que existen y que haya mucho más dinero en circulación. Y las empresas pagan lo mismo en Madrid que en otras zonas de España. En realidad, aunque los gobiernos de la Comunidad de Madrid no hubiesen dado regalos fiscales a los ricos, la región seguiría siendo igual de próspera que en la actualidad.

Lo único para lo que han servido las reducciones de impuestos es para hacer más ricos a los ricos, para incrementar la desigualdad de riqueza y para reducir la recaudación de otras comunidades autónomas. Esto ha conllevado un incremento del endeudamiento público que incrementa la factura de los intereses y una reducción de la inversión en educación, vivienda y sanidad, que son precisamente las políticas que podrían beneficiar más a los más humildes. En fin, el Partido Popular en Madrid lleva 26 años gobernando para los ricos y olvidando a los más necesitados, y quiere seguir haciéndolo durante mucho tiempo más. Esperemos que esta peligrosa tendencia acabe lo antes posible, por el bien de la población madrileña, pero también por el de la población del resto del país.

 

Referencias:

Panorámica de la fiscalidad autonómica y foral https://reaf.economistas.es/Contenido/REAF/Informes/Panorama%20de%20la%20Fiscalidad%20Auton%C3%B3mica%20y%20Foral%202021.pdf

Informe de IvieLAB sobre Madrid: capitalidad, economía del conocimiento y competencia fiscal

https://www.ivie.es/es_ES/ptproyecto/ivielab-madrid-capitalidad-economia-del-conocimiento-competencia-fiscal/

Estudio Paraísos Fiscales, Wealth Taxation, and Mobility

https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3676031

Observatorio desigualdad de Andalucía: TRIBUTACIÓN AUTONÓMICA Y DESIGUALDAD.

Análisis Comparativo entre Andalucía y Madrid https://observatoriodesigualdadandalucia.org/sites/default/files/i_informe_oda_0.pdf

Declaraciones deIRPF por tramos de renta: http://www.madrid.org/iestadis/fijas/estructu/economicas/datosimpositivos/ietcmirpf18.htm

Literatura sobre impuesto de sucesiones https://files.taxfoundation.org/legacy/docs/TaxFoundation_FF458.pdf

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.3982/ECTA10712

https://www.econstor.eu/bitstream/10419/204017/1/wiiw-wp-152.pdf

Hilo deuda de Carlos Sánchez Mato https://twitter.com/carlossmato/status/1378231777714659337/photo/1

Intereses de al deuda pública

 

Artículo El Salto sobre acreedores privados: https://www.elsaltodiario.com/comunidad-madrid/madrid-aumenta-deuda-bancos-mercados-financieros-3.000-millones-euros

Coste de la vida por comunidades: https://elpais.com/economia/2015/07/20/actualidad/1437419366_293716.html

Presupuesto educación https://datosmacro.expansion.com/estado/presupuestos/espana-comunidades-autonomas?sc=PR-G-F-32

Evolución presupuesto educación: Presupuesto para educación: https://twitter.com/carlossmato/status/1379127301296820227/photo/1

Presupuesto sanidad:

https://datosmacro.expansion.com/estado/presupuestos/espana-comunidades-autonomas?sc=PR-G-F-31

Presupuesto vivienda: https://twitter.com/carlossmato/status/1378657916291518466/photo/1

Informe desigualdad en Madrid: http://www.caritasmadrid.org/viii-informe-foessa-sobre-exclusion-y-desarrollo-social-en-la-comunidad-de-madrid-2019

Cómo perjudica a otras autonomías la fiscalidad del PP en Madrid

https://www.elsaltodiario.com/fiscalidad/como-perjudica-a-otras-autonomias-la-fiscalidad-del-pp-en-madrid

La Injusticia fiscal crece en la Comunidad de Madrid https://www.elsaltodiario.com/justicia-fiscal/injusticia-diaz-ayuso-creciente-comunidad-madrid

Beneficiados por el Impuesto de Sucesiones https://www.eleconomista.es/economia/noticias/8236840/03/17/Gestha-afirma-que-suprimir-el-impuesto-de-sucesiones-beneficiaria-sobre-todo-al-07-mas-rico.html

 

 

 

 

No related content found.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
El Partido Popular de Madrid lleva 26 años gobernando para los ricos, 9.5 out of 10 based on 2 ratings
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF