¿Está funcionando la Excepción Ibérica?

Hay mucha gente que ha visto aumentar su factura de la luz y no entiende por qué si se aprobó la Excepción Ibérica. Y otros creen que es un impuesto porque aparece en sus facturas. Hago este breve artículo para aclarar algunas cuestiones, porque hay muchísima confusión al respecto.

La Excepción Ibérica es sólo un parche que no resuelve el problema de raíz (que es el vínculo entre el precio de la luz y el precio del gas, como expliqué aquí: youtu.be/7Ah54yhkDXY). Es una medida mal orientada, claramente insuficiente y encima no se ha explicado nada bien. Consiste en establecer un tope al precio del gas a la hora de determinar el precio mayorista de la luz, para bajarlo. El problema es que como las centrales de gas tendrían pérdidas, se les compensa con dinero. Pero ese dinero no lo pone el Estado, sino ciertos consumidores. Esos consumidores son los que tienen contrato en el llamado mercado regulado o PVPC, más todos los consumidores que hayan firmado un contrato en el llamado mercado libre a partir del 26 de abril (comienzan a pagar el 1 de julio). El resto todavía no pagan la compensación.

Así que tenemos a dos tipos de consumidores: 1) los que todavía no pagan la compensación al gas, que han visto reducir su factura (por la reducción de impuestos y porque tienen una tarifa fija que no se ve afectada a corto plazo por los precios internacionales del gas). 2) Y los que ya pagan la compensación al gas, cuyo importe aumenta a medida que aumenta el precio internacional del gas (porque hay que compensar más a las centrales de ciclo combinado). Resulta que en estos dos últimos meses ese precio internacional se ha disparado.

Por eso, la factura de estos consumidores ha aumentado con respecto a junio, cuando el precio del gas era inferior. Pero eso no quiere decir que la Excepción Ibérica no funcione: ¡sin ella pagarían todavía más! Lo explico con detalle aquí:

¿Cuánto más? Pues cada día y cada hora es diferente, pero de media un 18%. Es decir, estos consumidores han pagado más que en junio, pero si no se hubiese aplicado la Excepción Ibérica habrían pagado incluso un 18% más.

Que es justo lo que ocurre en todos los países de la Unión Europea que no tienen aprobada la Excepción Ibérica (aunque algunos tienen medidas internas que tratan de limitar las facturas de otra forma).

Precisamente por esto la Comisión Europea acaba de anunciar que realizará una intervención de emergencia sobre el mercado eléctrico para que el gas deje de marcar el precio de la luz. ¡A buenas horas mangas verdes!

Por cierto, en las facturas de los nuevos contratos de mercado libre está apareciendo el concepto de la compensación al gas, lo que está despistando (y cabreando) a muchos. Tienen la sensación de que la Excepción Ibérica es como un impuesto, porque no aparece la parte positiva.

En resumen, la Excepción Ibérica es un parche insuficiente, pero al menos ha logrado reducir una media del 18% la factura de muchos consumidores (aunque no luzca nada porque se paga más que antes por culpa del precio internacional y porque la medida no se ha explicado nada bien).

No related content found.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
¿Está funcionando la Excepción Ibérica?, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF