Explicación sencilla de lo que está ocurriendo en Argentina con la devaluación del peso

La bolsa española se ha desplomado debido a la brusca devaluación del peso argentino. ¿Y por qué ha ocurrido esto? Aquí se ofrece una breve y sencilla explicación.

Cuando una empresa argentina vende a un comprador estadounidense un producto cuyo precio está en dólares, el comprador estadounidense entregará dólares al vendedor argentino a cambio del producto. El vendedor argentino, que ahora ha obtenido dólares, puede guardar esos dólares en su cuenta bancaria, o puede cambiar los dólares a pesos. Puesto que la empresa argentina necesita los pesos para realizar transacciones en su país, lo normal es que suela cambiar la mayor parte de los dólares a pesos. ¿Cómo los cambia? Pidiéndoselo al banco central argentino, que tiene en su poder una cantidad mastodóntica de pesos (además puede crearlos de la nada). De esta forma, el vendedor argentino le entrega sus dólares al Banco Central y éste le entrega los pesos al vendedor argentino. El resultado es que el Banco Central obtiene dólares.

Lo mismo ocurre con cualquier agente económico argentino que tenga dólares y los quiera cambiar por pesos: el banco central argentino se los cambiará con gusto y de esta forma atesorará dólares en su cuenta. ¿Para qué quiere el banco central argentino dólares? Para muchas cosas. Por un lado los necesita para ir devolviendo la deuda que adquirió en el pasado, pues los organismos internacionales le prestaron al Estado argentino dólares en su día, y en la actualidad el Estado tiene que devolver esos dólares (además de los intereses, también en dólares). Por otro lado los necesita para realizar el cambio inverso al que se ha comentado antes. Por ejemplo, si una empresa argentina quiere comprar un producto estadounidense cuyo precio viene expresado en dólares, esta empresa necesitará dólares para comprarlo, así que se los pedirá al banco central argentino. La empresa argentina le entregará pesos al banco central a cambio de dólares. Por eso el banco central argentino necesita dólares, para cambiarlos por pesos a quien se lo pida.

Resulta que en los últimos años la inflación en argentina está siendo elevada. Esto hace que el peso pierda valor a un ritmo rápido. Lo que un año cuesta 100 pesos, al año siguiente puede costar 125 pesos (aumento anual de los precios de 25%). Esto hace que los ahorros de los argentinos cada vez pierdan más valor. Una forma de evitarlo es cambiar los depósitos de pesos por dólares. Como el dólar no está perdiendo valor a un ritmo tan rápido, los ahorros expresados en dólares tampoco lo harán. Como resultado, los argentinos empezaron a pedir muchos dólares al banco central argentino, y éste empezó a ver cómo la cantidad de dólares que almacenaba descendía rápidamente. Para evitar que el banco central dejara de perder tantos dólares (porque podía poner en peligro la devolución de la deuda pública y la compra de productos en dólares –es decir, importar–) el gobierno argentino impuso el “cepo cambiario”, una medida que prohibía los depósitos en dólares. De esta forma, los argentinos no podían conservar sus ahorros en dólares, así que la demanda de dólares se paraba en seco y las reservas de dólares del banco central dejaban de disminuir tanto.

Sin embargo, la mayoría de los argentinos intentaron esquivar esta medida obteniendo dólares al margen del cauce legal, a través de numerosos canales informales e ilegales. Y como siempre que una divisa es vendida en masa, su valor se deprecia (por la ley de la oferta y de la demanda). Así que en este mercado negro el peso comenzó a devaluarse notablemente frente al dólar. Mientras que oficialmente se podían cambiar (en teoría) 7 pesos por 1 dólar, en el mercado negro se podían cambiar 13 pesos por 1 dólar. El problema es que en el mercado oficial había muchos obstáculos para hacerlo debido al cepo cambiario, así que a los argentinos les compensaba cambiar sus pesos por dólares en el mercado negro, a pesar de que con el cambio salían perdiendo más que lo que en teoría perderían en el mercado oficial.

Por si fuera poco con esta tendencia de devaluación del peso, en el mercado de divisas se ha cometido un ataque especulativo contra el peso para que pierda valor (y lo ha conseguido). Este ataque es muy simple, y consiste en vender en masa pesos a un precio superior al oficial. Oficialmente se pueden cambiar 7,14 pesos por 1 dólar, pero este ataque especulativo ha vendido una cantidad inmensa de pesos al precio de 8,4 pesos por 1 dólar. Esto es muy caro para el que realiza la transacción (es como si uno va a comprar una mesa que cuesta 100 euros y le exige al vendedor que se la venda por 120 euros), lo que revela que su objetivo es depreciar el peso y no ganar con la transacción.

La única forma de evitar una devaluación brusca del peso ha sido realizar la operación inversa: comprar una cantidad inmensa de pesos a un tipo de cambio cercano al oficial. Y es lo que ha hecho el banco central argentino. El problema es que para comprar pesos se necesita vender dólares, por lo que el banco central argentino ha vuelto a perder muchos dólares. Desde 2011 hasta ahora, las reservas del banco central argentino han caído de un máximo histórico de más de 52.000 millones de dólares a menos de 32.000 millones. Un descenso sobresaliente en sólo dos años.

Frente a este preocupante contexto, el gobierno argentino se ha rendido: ya no va a seguir sosteniendo el valor del peso frente al dólar porque a ese ritmo perdería todos sus dólares. Ahora la estrategia ha cambiado. El cepo cambiario se ha eliminado y ahora los argentinos pueden almacenar y usar dólares de forma legal (aunque con algunas limitaciones). Lo que se persigue es que el peso se devalúe frente al dólar, pero a un ritmo moderado, sin cambios bruscos (para evitar incrementos importantes en la inflación). Además, con un peso más débil los productos argentinos serán más baratos para los compradores internacionales, con lo cual entrarán más dólares (y otras divisas) en Argentina y el banco central verá aumentar sus reservas. De forma paralela, invertir en Argentina en pesos será más barato, por lo que muchos inversores llegarán al país con dólares (y otras divisas) y las reservas de divisas del banco central aumentarán.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (11 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +8 (from 8 votes)
Explicación sencilla de lo que está ocurriendo en Argentina con la devaluación del peso , 9.0 out of 10 based on 11 ratings
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF