Montoro ha anunciado que en 2015 el gasto público disminuirá en un 3,2%

Según él, esto ocurrirá por dos motivos:

1) Se reducirá el gasto público en prestaciones por desempleo. Algo que ya está ocurriendo pero no porque haya menos parados, sino porque el Estado recortó esta partida presupuestaria: ahora cada vez se pagan menos subsidios y durante menos tiempo. Sin embargo, Montoro confía en que la creación de empleo en 2015 sea tal que se logre reducir algo el pago de prestaciones por desempleo. Esto no es sólo algo que está por ver sino que los últimos datos revelan que los nuevos puestos de trabajo tienen enormes niveles de precariedad, con lo cual la “buena noticia” en todo caso sería para el Estado y no tanto para los nuevos trabajadores.

2) Se reducirá el gasto en pago de intereses por deuda pública. Si bien es cierto que el descenso en la prima de riesgo española (consecuencia de las políticas del Banco Central Europeo y no del gobierno español) abarata los costes de financiación, no es menos cierto que al haber aumentado el total de deuda pública el pago por intereses se multiplica. De hecho, en 2014 el pago por intereses de deuda pública está siendo mayor que en 2013. Está por ver si la reducción de tipos de interés compensa el coste de una deuda pública enorme y creciente.

Curiosamente a Montoro se le ha olvidado mencionar en su comparecencia un tercer motivo: el gasto público también disminuirá por el menor coste en pensiones públicas, debido a la reforma de las pensiones que llevó a cabo el gobierno para entregar menos dinero a los pensionistas.

De los tres factores comentados sólo el de reducción de pago por intereses podría considerarse una buena noticia, ya que la reducción en el pago por prestaciones de desempleo y pensiones no es más que un recorte social más (a pesar de que Montoro haya dicho que no se recortará más en gasto social). Por otro lado, ni siquiera está claro que esta supuesta reducción del gasto público para 2015 logre reducir el déficit público, porque lo que suele ocurrir es que un recorte de gasto público repercute negativamente sobre la actividad económica de forma que los ingresos públicos (que dependen de esta actividad económica) desciendan y por lo tanto el déficit público ni se inmute (o incluso aumente).

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Montoro ha anunciado que en 2015 el gasto público disminuirá en un 3,2% , 10.0 out of 10 based on 3 ratings
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF