Necesitamos plantarle cara a esta Unión Europea neoliberal en todos los frentes posibles

Artículo publicado en el blog de apoyo a Alberto Marcos para las primarias por IU de Castilla y León

Cada vez más gente lo tiene claro: las políticas implementadas por los gobernantes de la Unión Europea van en contra de los intereses de la mayoría de la población comunitaria. Puede ocurrir que no sea ésa la intención de los dirigentes comunitarios, sino que se hayan creído una serie de doctrinas económicas falsas y ahora piensen ingenuamente que con políticas de austeridad mejorará la situación económica y social de la población. Pero también puede ocurrir que estos dirigentes sean conscientes del daño que hacen las políticas que aconsejan y dirigen, en cuyo caso nos estaríamos situando en el terreno de la lucha de clases, donde los intereses de la élite económica y política entran claramente en contradicción con los intereses del resto de la población.

Sea como fuere, de lo que no cabe duda es que el rechazo a las decisiones europeas es enorme y crece cada día más. Según una reciente encuesta de Gallup, sólo en 4 de los 28 países de la Unión europea (Bélgica, Dinamarca, Alemania y Luxemburgo) sus ciudadanos aprueban por mayoría (más del 50%) el liderazgo de la Unión Europea. Los países en los que este apoyo es menor son Grecia (el 19% de la población), Chipre (21%) y España (27%). En 2008 este porcentaje en España era del 59%; es obvio que las políticas de austeridad están pasando factura.

Además, la ciudadanía intuye que estas políticas criminales no son las únicas posibles que existen para mejorar el bienestar económico de los europeos. De hecho, otra encuesta de Gallup evidencia que el 60% de los europeos cree que hay mejores maneras de resolver la crisis económica que no pasan por el austericidio. Esta proporción aumenta conforme nos acercamos a los países de la periferia: el 94% en Grecia, el 81% en Portugal y el 80% en España.

El 51% de los encuestados cree que estas políticas no están sirviendo para sortear la crisis económica. Además, cuando se les preguntó quién se beneficia de la austeridad impuesta, el 67% dijo que “sólo algunos países”. Y dentro de este grupo el 77% señalaron con el dedo a Alemania.

Aunque habría que matizar que no todos los alemanes (ni mucho menos) salen beneficiados de este tipo de políticas y que no todos los ciudadanos de los países periféricos salen perjudicados, parece evidente que el malestar y descontento es generalizado y está fundamentado. Los resultados de estas encuestas confirman que por mucho que manipulen la información y por mucho que se esfuercen por ensalzar las supuestas virtudes de la austeridad, la dolorosa realidad acaba revelando la única verdad: la austeridad empobrece a la mayoría de la población a costa de mantener los privilegios de una minoría.

Por eso hay que enfrentarse a estas políticas y también a la Unión Europea que las diseña y aplica. Todo aquel que desee que este particular proyecto europeo deje de pulverizar por completo los derechos sociales y económicos conseguidos con tanto esfuerzo y sudor por nuestros padres y abuelos ha de saber que somos muchos los que estaremos a su lado combatiendo a la élite económica en todos los frentes de lucha existentes.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.4/10 (8 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 5 votes)
Necesitamos plantarle cara a esta Unión Europea neoliberal en todos los frentes posibles, 7.4 out of 10 based on 8 ratings
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF