No vas a pagar más a Hacienda por tener dos pagadores

 

Hay muchísima gente que cree que por tener dos pagadores o más va a pagar más impuestos a Hacienda, pero esto es absoluta y radicalmente falso. La única verdad es que para pagar impuestos sólo importa cuánto dinero ganas, no cuántos pagadores tengas. Fijarse en el número de pagadores es un error en el que caen quienes confunden lo que es hacer la declaración de la renta con pagar impuestos, cuando en realidad son dos cosas distintas. Esta confusión es comprensible porque en el colegio nos enseñaron desgraciadamente muy poco de economía, y de aquellos polvos estos lodos. Además, es verdad que el tema es un poco lioso, y las explicaciones que se suelen dar suelen ser un poco complejas, lo que dificulta que todo esto se acabe entendiendo bien. Con este vídeo me propongo dar una explicación sencilla y apoyada en ilustraciones y animaciones para que todo el mundo pueda entender fácilmente por qué tener dos pagadores o más no implica que se vaya a pagar más a Hacienda.

Lo primero que tenemos que hacer es comprender bien cómo funciona en nuestro país el pago del IRPF, o impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Cuando una persona ingresa dinero, a través de su trabajo o de cualquier otra forma, tiene que pagar una parte a Hacienda. La forma en la que esto ocurre en el caso del pago de un salario, que es lo más habitual, es la siguiente: el empleador que paga el salario al trabajador también se encarga de retirar una parte para pagarla a Hacienda. Esto es lo que se conoce como retenciones. ¿Y cuánto retiene el empleador, cuánto dinero le entrega a Hacienda? Pues en principio tiene que retenerle las cantidades que establece la ley del IRPF, que varían en función de la cantidad de dinero ganado. Con datos de 2020, a los primeros 12.450 euros anuales ganados se les retiene el 19%; a los siguientes euros que van desde 12.450 hasta los 20.200, el 24%, y así sucesivamente. Ojo, es muy importante tener en cuenta que estas retenciones van por tramos. Si alguien gana 20.200 euros no se le retiene el 24% de todo eso, que serían 4.840 euros que se pagarían como impuestos. No, así no funciona el IRPF. Lo que ocurre de verdad es que a los primeros 12.450 euros se le retiene el 19%, y a la cantidad restante, que serían 7.750 euros, se le retiene el 24%. Y la suma de las dos cantidades obtenidas es el total que se pagará a Hacienda en concepto de pago del impuesto. Como se puede ver, es una cantidad inferior a la que se hubiese pagado en el otro caso, que eran 4.840 euros. Esto se hace así para que el impuesto sea progresivo, es decir, para que se pague proporcionalmente más a medida que se tiene más dinero. Por eso, decir que los más adinerados pagan el 45% de todo su dinero, como mucha gente hace, es totalmente falso, pagan el 45% sólo a partir de los 60.000 euros que ganen. Todo esto de los tramos lo expliqué en un vídeo hace bastante tiempo.

Pues bien, lo que ocurre es que el empleador paga la nómina cada mes, y las retenciones se basan en las cantidades ganadas en todo el año, así que para aplicar las retenciones hay que saber cuánto dinero se gana anualmente, no mensualmente. Si el trabajador sólo tiene un empleador, entonces éste tendrá fácil saber cuánto ganará el trabajador en todo el año y cuánto le tiene que retener. Sólo tiene que sumar todo lo que ha ganado todos los meses. Por ejemplo, si el trabajador cobra 1.000 euros cada mes, a final del año ganará 12.000 euros. Así que el empleador mira la tabla de retenciones, ve que tiene que aplicar un 19%, y eso es lo que aplica cada mes al pago que le realiza. El 19% de 1.000 son 190 euros, que le entregará cada mes a Hacienda. Fácil y sencillo. Tampoco hace falta que el trabajador cobre cada mes lo mismo; aunque su salario cambie durante el año, como sólo tiene un pagador, éste puede calcular cuánto va a cobrar en todo un año y por lo tanto puede saber con exactitud cuánto le tiene que retener para pagar a Hacienda aplicando las retenciones correspondientes y los ajustes que sean necesarios.

Claro, pero… ¿qué pasaría si el trabajador tuviese dos empleos y por lo tanto dos pagadores distintos? ¿Cuánto le tendría que retener de impuestos cada uno de estos pagadores? Si ninguno de ellos sabe cuánto salario paga el otro, entonces ninguno puede calcular cuánto cobrará su trabajador en todo el año; eso sólo lo sabrá el trabajador, no los empleadores, que no tienen ni siquiera por qué conocerse entre sí. En esta situación, los empleadores tienen que retener cada mes un poco a ciegas, basándose en lo que ellos pagan, pero que seguro no coincide con todo lo que ganará el trabajador a final de año. Lo más probable es que cuando acabe el año, al trabajador le hayan retenido una cantidad de dinero para pagar a Hacienda que no coincida con la que debería pagar acorde a la legislación vigente. A lo mejor se han pasado, o a lo mejor no han llegado.

Pues básicamente para solucionar ese problema se inventó la declaración de la renta. Unos pocos meses después de terminar el año, durante la campaña de la renta, Hacienda solicita al trabajador que declare todos los ingresos que ha tenido durante dicho año, para ver si ha pagado exactamente lo que debería. Si ha pagado menos porque sus empleadores le han retenido menos de la cuenta, entonces tiene que aportar la diferencia, que es cuando sale a pagar. Aquí lo único que ocurre es el trabajador paga lo que no pagó en su momento. Si, en cambio, ha pagado más porque sus empleadores les han retenido más de la cuenta (o porque disfruta de bonificaciones fiscales), entonces Hacienda le devuelve la diferencia, que es cuando sale a devolver. Aquí lo único que ocurre es que el trabajador recibe lo que pagó de más en su momento.

Si el trabajador sólo tiene un pagador, es previsible que éste le haya retenido exactamente la misma cantidad que tiene que pagar legalmente, porque le resulta muy fácil calcular cuánto gana en todo el año, y por eso Hacienda no tiene tanto interés en comprobar si ha habido alguna discrepancia entre lo pagado y lo que se debería pagar. Por eso a los que tienen sólo un pagador y cobran menos de 22.000 no se les obliga a hacer la declaración de la renta, porque ya han pagado durante todo el año exactamente lo que tenían que pagar. El límite de los 22.000 es arbitrario, pero se justifica porque si hubiese algún error es preferible que lo haya con la gente que cobra poco a que lo haya con la gente que cobra más. Y precisamente por esto hacer la declaración de la renta, aunque no se tenga obligación, pueda ser beneficioso, porque podría ser que Hacienda tuviese que devolver algo de dinero a esa persona. Si no hace la declaración, esa persona habría regalado dinero a Hacienda.

Pero claro, si el trabajador tiene dos pagadores, es casi seguro que no le han retenido en impuestos durante todo el año exactamente lo que tiene que pagar legalmente (sobre todo por los mínimos personales y familiares y otras reducciones en las que no me voy a meter), por eso Hacienda se vuelve más estricta y obliga a hacer la declaración de la renta también a quienes cobran más de 14.000 euros (siempre que ese segundo pagador haya pagado más de 1.500 euros), no sólo a los de más de 22.000 euros (los que ganan menos de 14.000 euros no pagan este impuesto). Pero que tengan que hacer la declaración de la renta no implica que tengan que pagar más dinero, sólo implica que paguen exactamente lo que tienen que pagar, ni más ni menos. De hecho, podría ocurrir que tras hacerla, Hacienda le devolviese dinero, por lo que saldrían ganando.

Es decir, podría ocurrir que a una persona con dos pagadores o más le hubiesen retenido demasiado dinero cada mes, por lo que al hacer la declaración de la renta Hacienda le tendría que devolver esa parte excesiva. Pero también podría ocurrir que a una persona con dos pagadores o más le hubiesen retenido menos dinero del que deberían por lo que, tras hacer la declaración de la renta, Hacienda le exigiría esa parte no pagada.

Lo importante es entender que, en cualquiera de los casos, se paga en función de lo que se gana, no en función del número de pagadores. Por ejemplo, imaginemos a alguien que cobra 20.000 euros. Si tiene un pagador, no tiene que hacer la declaración de la renta; si tiene dos o más, sí tiene que hacerla. En cualquiera de los dos casos, pagará exactamente lo mismo, imaginemos que 3.000 euros. Si tiene un pagador, pagará a lo largo de todo el año a través de las retenciones Si tiene dos pagadores o más, pagará a lo largo de todo el año a través de las retenciones y, si le faltara por pagar algo, también pagaría con la declaración de la renta; pero la cantidad total sería la misma: 3.000 euros.

Por cierto, si en el caso de un pagador el empleador retuviese menos de lo debido por algún casual, sería fraude, y la Agencia Tributaria se daría cuenta fácilmente y le presentaría una complementaria al empleador por las retenciones que no hizo.

En definitiva, la declaración de la renta es sólo el ajuste que hace Hacienda para que se pague exactamente lo que se debe pagar acorde a la ley, ni más ni menos, y el número de pagadores no afecta en nada a lo que se paga.

Se habla bastante de que este año va a haber muchas más declaraciones que en años anteriores, porque más gente ha tenido dos pagadores o más debido a la crisis derivada de la pandemia. Esto es cierto, pero no quiere decir que vayan a pagar más. Sólo hay más declaraciones, no más impuestos pagados.

Hay dos motivos que explican por qué este año va a haber más declaraciones.

1) El primero es que los receptores del Ingreso Mínimo Vital, que son unas 500.000 personas, tienen la obligación de hacer la declaración de la renta. Pero eso no quiere decir que vayan a pagar impuestos, porque casi todos están exentos y por lo tanto no pagarán ni un euro. La declaración es para que confirmen al Estado que no tienen suficientes ingresos y que de verdad necesitan la ayuda.

2) El segundo motivo es que muchísimos trabajadores fueron afectados por un ERTE en 2020, de forma que tuvieron al menos dos pagadores, su empleador habitual y el Estado (a través del Servicio Público de Empleo Estatal). Por eso muchos de ellos, que en otras circunstancias no habrían tenido obligación de hacer la declaración de la renta, ahora están obligados a ello. Pero eso, de nuevo, no quiere decir que vayan a pagar más, lo que quiere decir es que van a pagar lo que les corresponde acorde a la legislación tributaria, que es para todos igual.

El problema aquí es que, como estos ERTE se aprobaron justo al comienzo de la pandemia, cuando se pensaba que la crisis económica sería temporal, el Estado decidió no realizar retenciones en su momento para que la cuantía cobrada fuese mayor, con la idea de que, en 2021, ya en mejor situación económica, pagaran lo que debían con la declaración de la renta. Pero claro, muchas de estas personas no han logrado todavía volver a una buena situación económica, y pagar ahora lo que no pagaron en su momento les sigue viniendo muy mal. Por eso el Estado les deja 6 meses para pagar los impuestos, en caso de que tengan que pagarlo. Aunque muchos pensamos que lo ideal sería que se les perdonara esos impuestos al menos a los que menos ingreso tienen. De todas formas, la clave de todo este asunto pasa por entender que la culpa de este problema no la tiene el hecho de tener dos pagadores, porque estas personas pagarán lo mismo que si tuvieran uno, sino el hecho de que seguimos en crisis económica.

En fin, espero haber arrojado algo de luz sobre este complejo y lioso asunto. La próxima vez que escuchéis a alguien decir: “Hacienda me va a dar un palo porque tengo dos pagadores“, ya sabéis que eso es completamente falso, y espero que también podáis explicarle a esa persona por qué está confundida.

 

 

 

Referencias:

IRPF: https://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/IRPF.shtml

Retenciones IRPF: https://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/La_Agencia_Tributaria/Campanas/Retenciones/Ejercicios_anteriores/Ejercicio_2020/Cuadro_informativo_tipos_de_retencion_aplicables__2020_.shtml

 

 

 

No related content found.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
No vas a pagar más a Hacienda por tener dos pagadores, 9.0 out of 10 based on 3 ratings
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF