Plan europeo de recuperación pos-covid19

Tras 90 horas seguidas de negociación, por fin se ha cerrado un acuerdo europeo sobre un plan de recuperación tras la crisis del covid-19.

 

Elementos positivos:

 

1)    Primera vez que se alcanza un acuerdo común (y no intergubernamental) de recuperación económica tras una crisis.

2)    Primera vez que los fondos serán obtenidos a través de endeudamiento común (y no individual), con unos tipos muy bajos.

3)    Una parte de los fondos serán entregados en forma de subvenciones, por lo que los Estados beneficiarios no tendrán que devolverlos.

4)    Se crearán nuevas figuras tributarias comunitarias (impuesto al carbono, tasa digital, impuestos al plásticos de único uso, transacciones financieras…) para poder ir pagando la deuda en la que se va a incurrir conjuntamente desde el año 2027 hasta el año 2058.

 

Elementos negativos:

 

1)    El volumen de los fondos es inferior al inicialmente propuesto y al que sería suficiente para compensar la caída de la economía (en España las ayudas no reintegrables alcanzarán el 5,8% del PIB aproximadamente para tres años, cuando el PIB probablemente va a caer sólo en un año más del 10%). Además, el volumen de subvenciones es inferior al inicialmente planeado.

2)    Los fondos sólo llegarán a partir de 2021 (a pesar de que las necesidades urgentes ya se han presentado) y se estirarán hasta 2024.

3)    Los fondos sólo se podrán utilizar para determinados usos, entre los que tienen prioridad las inversiones en infraestructuras, y no parece que tengan mucha cabida aumentos en otros usos como sanidad o educación, por ejemplo.

4)    El uso de esos fondos no lo decide unilateralmente España, sino que tendrá que ser validados por una mayoría cualificada de los Estados miembros (no por unanimidad) y a cambio de respetar ciertas condiciones que aún no se conocen con detalle (pero que a tenor de la lógica neoliberal de la Unión Europea podrían implicar reformas estructurales como laborales, fiscales o de pensiones). Si esas condiciones no se cumpliesen los fondos podrían ser paralizados o pospuestos.

5)    El coste no se reparte equitativamente: esa deuda comunitaria se irá pagando cada año con el presupuesto europeo, pero Alemania, Holanda, Suecia, Austria, y Dinamarca tendrán cheques descuentos por valor de 50.000 millones, ergo el coste recaerá proporcionalmente más sobre el resto de países (incluyendo España).

 

En definitiva, este acuerdo va en la buena dirección porque implica un avance sustancial en términos de integración europea (lo cual es todo un logro, especialmente si se compara con la respuesta a la anterior crisis), pero que se muestra claramente insuficiente en comparación con las necesidades económicas que ha creado la pandemia, además de seguir sesgado por la visión neoliberal de la Unión Europea (lo cual podría traducirse en la aplicación de reformas nocivas para la mayoría social). Sin duda es mejor que nada, pero habrá que estar pendiente para que dichos riesgos no se materialicen.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Plan europeo de recuperación pos-covid19, 9.0 out of 10 based on 3 ratings
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF