1.2 Subasta de deuda pública

Hemos comentado que en realidad no hay ningún problema en que los Estados estén endeudados (es más, ello puede ser positivo para la actividad económica privada). Las dificultades aparecen cuando la deuda pública contraída comienza a aumentar de forma creciente. Es un problema porque cada vez el Estado tendrá que ir devolviendo más dinero y puede llegar un momento en el que esa cantidad a devolver sea disparatada. Esto puede ocurrir por dos motivos:

1) Puede ser porque los gastos corrientes sean cada vez mayores que los ingresos y entonces se recurra a vender más deuda pública.

2) O puede ser porque los nuevos títulos que emita el Estado se vuelvan más caros. Es decir, que en vez de un 2% haya que pagar un 3%. ¿Y por qué se produce ese cambio? ¿De qué depende el tipo de interés que se pida?

Pues depende únicamente de los diferentes niveles de demanda y de oferta de los bonos. Cuanto mayor sea la cantidad de deuda pública que quieran comprar los inversionistas, menor tipo de interés pedirán. Y al contrario: cuanto menor sea la cantidad de deuda pública que quieran comprar los inversionistas, mayor tipo de interés pedirán.

Veamos la explicación de esto.

El Estado español (al igual que la mayoría del resto de Estados) vende títulos de deuda pública mediante el procedimiento de una subasta. Es decir, el Estado español fija la cantidad de dinero que quiere pedir prestado (pongamos, por ejemplo, 1 millón de euros), y transmite esta información a los inversionistas. Entonces, los inversionistas hacen sus ofertas. Unos querrán comprar una cantidad determinada de deuda a un tipo de interés determinado. Otros querrán comprar otra cantidad de deuda a otro tipo de interés determinado, etc.

Si la cantidad total que piden todos los inversionistas es inferior a 1 millón de euros (que es lo que necesita el Estado), entonces los inversionistas tendrán más libertad para elevar los tipos de interés que pedirán. Puesto que el Estado quiere conseguir el dinero a toda costa, no tendrá más remedio que aceptar el tipo de interés que los inversionistas le dicten. Los inversionistas lo saben y aprovecharán la situación para pedir tipos de interés más elevados, ya que así ganarán más. Por lo tanto, a menor demanda de deuda pública, mayor será el tipo de interés.

En cambio, si la cantidad total que piden todos los inversionistas es superior a 1 millón de euros (que es lo que necesita el Estado), entonces los inversionistas competirán entre sí en la subasta para comprar títulos de deuda pública. Puesto que el Estado tiene libertad para elegir a qué inversionistas les pedirá prestado el dinero, elegirá a los que menores tipos de interés le ofrezcan (a los que le pongan el precio más barato) y dejará fuera a los que mayores tipos de interés le ofrezcan. Los inversionistas lo saben, y por lo tanto, intentarán reducir los tipos de interés que ofrecen porque corren el riesgo de quedarse fuera y no poder comprar deuda pública. Por lo tanto, a mayor demanda de deuda pública, menor será el tipo de interés.

El ejemplo ofrecido se refiere exclusivamente al momento en el que el Estado emite por primera vez los títulos de deuda pública. Pero después de que esto ocurra los títulos pueden seguir cambiando de manos entre unos inversionistas y otros. Para comprender bien la diferencia entre estos dos momentos en la vida de los títulos públicos resulta conveniente detallar las diferencias entre un mercado primario y otro secundario.

Sin embargo, antes de pasar a ello introduciremos un paréntesis para profundizar en este asunto de las subastas públicas que organiza el Estado. Un proceso tan simple como es el de estas subastas es normalmente desconocido o malinterpretado por el público en general, dando lugar en determinadas ocasiones a importantes confusiones que se difunden a través de los medios de comunicación. Veamos dos ejemplos de esto.

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.8/10 (8 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +6 (from 6 votes)
1.2 Subasta de deuda pública , 7.8 out of 10 based on 8 ratings
Be Sociable, Share!
en.pdf24.org    Send article as PDF