2.5 El problema no es el gasto público, sino el exiguo ingreso público

Especialmente a raíz de la reciente crisis fiscal del Estado español (aunque no sólo desde entonces) se suele afirmar que la administración pública gasta demasiado.

Nos suelen decir que el Estado español presenta un gasto público excesivo que debería reducir si no quiere acabar en quiebra. Según esta visión, el gasto público hay que reducirlo hasta que sea cubierto por los ingresos fiscales con el objetivo de suprimir o reducir a su mínima expresión el déficit presupuestario.

Sin embargo, los datos demuestran que el porcentaje de gasto público sobre el PIB para el caso español no es de los más altos de toda la Unión Europea de los 28, ni mucho menos. España tiene un gasto público de un 47,8% sobre el PIB (situándose en el puesto número 13 de 28 países), toda vez que la media de la zona Euro es del 49,9% y la de la Unión Europea de los 28 es del 49,3%, existiendo países como Dinamarca que presentan un 59,5% sobre el PIB o Hungría con una cifra del 48,7%.

Gasto público 2012

Si el gasto público español está por debajo de la media de los 28 países de la Unión Europea, podemos concluir con convicción que el Estado español no tiene un gasto público excesivo.

El Estado viene presentando en los últimos años elevados déficits fiscales, pero no por tener un excesivo gasto público, sino por tener un ingreso fiscal reducido. El déficit es la cantidad de gastos que exceden los ingresos para un año determinado (si el gasto es superior al ingreso, entonces hay déficit). Por lo tanto, el déficit no sólo viene determinado por los gastos; sino también por los ingresos. Si hemos visto que el Estado español presenta déficits cuantiosos, y que al mismo tiempo no tiene un elevado gasto público, podemos deducir que los ingresos fiscales son todavía inferiores a la cuantía presentada por los gastos. Veamos si lo corroboran los datos.

Ingreso público 2012

En efecto. El gasto público español para el año 2012 fue del 47,8%, mientras que los ingresos públicos fueron del 37,1% del PIB. Por eso el déficit del año 2012 fue del 10,7%% (47,8% – 37,1% = 10,7%). El Estado español sólo recauda el 37,1% sobre el PIB (situándose en el puesto 22º de 28), mientras que la media de la Zona euro es del 46,3% y la de la Unión Europea de los 28 es del 45,4%, existiendo países como Dinamarca que recauda el 55,5% de su PIB o Italia que recauda el 47,7%. Aquí tenemos el verdadero responsable del déficit: el reducidísimo ingreso público.

Antes de analizar por qué el ingreso público es tan reducido, resulta conveniente detenernos un poco en esta mala comprensión (interesada o no) del problema. Puesto que el discurso convencional clama que en España hay mucho gasto público y que ése es la causa del déficit, muchos gobernantes lo utilizan para llevar a cabo una serie de recortes que en realidad buscan más imponer un determinado modelo de sociedad que reducir el déficit. De entre los innumerables ejemplos que se pueden encontrar, vamos a ver uno de los más representativos.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
2.5 El problema no es el gasto público, sino el exiguo ingreso público, 10.0 out of 10 based on 4 ratings
Be Sociable, Share!
PDF24    Send article as PDF