Rallo manipula: el impuesto de patrimonio es útil y necesario

A raíz del anuncio de Andalucía de bonificar al 100% el impuesto de patrimonio -lo que en la práctica equivale a su supresión-, el economista liberal Juan Ramón Rallo expuso en un vídeo tres argumentos para oponerse a dicho impuesto. Y, para variar, lo hizo recurriendo a mitos económicos que están claramente superados, así como a sesgos y manipulaciones de todo tipo. Por lo tanto, en este vídeo procedo a ir desmontando uno a uno sus argumentos en contra del impuesto de patrimonio. Este tema ha sido elegido por mis mecenas de Patreon, a los que agradezco el apoyo y la participación. Si tú también quieres contribuir y participar, tienes un enlace en la descripción del vídeo.

Quiero empezar poniendo de manifiesto la más evidente y grave manipulación a la que recurre Rallo en toda su exposición: en los casi 14 minutos que dura su vídeo Rallo casualmente no encuentra ni un solo momento para mencionar que el impuesto de patrimonio lo pagan sólo los más ricos, en torno al 0,3% de la población. Vaya por Dios. No es un detalle menor precisamente, porque eso no es sólo lo que caracteriza a este impuesto (que coloquialmente se conoce como el impuesto a los ricos o el impuesto a los grandes patrimonios), sino porque en buena parte de su argumentación habla de lo malo que es poner impuestos a la propiedad en general, dando falsamente a entender que el impuesto de patrimonio grava cualquier tipo de propiedad y a cualquier ciudadano. Es una evidente manipulación que puede hacer creer a cualquiera de sus oyentes que el impuesto le puede afectar a ellos en particular (cuando en realidad a la mayoría de ellos no le afecta absolutamente en nada), facilitando así que se unan a su cruzada contra el impuesto.

Dicho esto, vamos a ir analizando uno a uno los argumentos que desarrolla, que él mismo divide en tres: argumentos morales, económicos e institucionales.

0:50 «Empecemos con las cuestiones morales. Las interferencias no consentidas sobre las vidas de un tercero no son admisibles. El único caso para evitar o para reparar las interferencias sobre terceros que hayan generado sobre otros. Para evitar que genere daños sobre terceros o para evitarlo. El hecho de ser propietario no debe legitimar al Estado a fagocitar eso”

Como os había advertido, Rallo habla sólo de ser propietario, no de ser un gran propietario con más de 1.000.000 de euros, que suele ser el umbral a partir del cual se paga el impuesto. Y claro, dando a entender que el Estado grava cualquier patrimonio de cualquier persona, es normal que suene mal e inmoral. Pero es que con el impuesto sólo se gravan los patrimonios elevadísimos, que precisamente sí pueden, en palabras de Rallo, “provocar interferencias no consentidas sobre terceros”. ¿De qué forma? Pues a través de la influencia y el poder que conlleva poseer grandes riquezas.

Tal y como expliqué en un vídeo anterior, los economistas liberales sólo tienen ojos para las interferencias violentas visibles, pero nunca para las que actúan en la sombra, de manera sutil, pero que pueden ser igual o más nefastas. Cuanto más poder económico tenga alguien, más influencia va a tener para lograr sus objetivos e imponérselos a los demás. Por ejemplo, la inmensa mayoría de los casos de corrupción se producen porque grandes empresas y grandes patrimonios compran la voluntad de los gobernantes a través de prebendas y regalos (y creedme que de esto sé bastante, de hecho escribí junto con Carlos Sánchez Mato un libro entero -que tenéis ahí detrás- sobre la corrupción del PP en el ayuntamiento de Madrid (Sánchez y Garzón 2019). Si no tuvieran tanto poder económico, no podrían corromper tan fácilmente a los gobernantes, y no podrían provocar interferencias no consentidas sobre terceros. Otro ejemplo, la élite económica puede -y de hecho lo hace- comprar los medios de comunicación y difundir sólo las noticias y mensajes que le son favorables a sus intereses y ocultar las que ponen en riesgo sus privilegios. El último ejemplo: tal y como expliqué en este vídeo, la élite puede financiar y aupar a los economistas liberales para que se escuche más su discurso complaciente con los poderosos y menos el discurso de economistas heterodoxos que proponen redistribuir la renta y la riqueza.

Todo ello interfiere de forma no consentida sobre terceros, y concretamente atenta contra la democracia, porque los que tienen mucho dinero tienen mucho más poder y voz que los que no tienen tanto dinero. Por eso, está más que teorizado que para tener democracias lo más sanas posibles, es crucial que no haya grandes concentraciones de riqueza en pocas manos (Bertomeu y Domenech 2005; Carter 2010; Serrano 2014) y eso es precisamente lo que persiguen impuestos como el de patrimonio. Así que no puede haber nada más ético y moral que aplicar un impuesto a los ricos, porque mejora la justicia y la democracia. Vamos ahora con los argumentos de naturaleza económica.

2:59 “en términos generales los impuestos sobre el consumo son preferibles y tal… por qué? En primer lugar, si queremos gravar el nivel de vida, el mejor indicador, no el nivel de renta… lo que diferencia la calidad de vida es el consumo.»

A ver, de nuevo Rallo sigue con la misma trampa de hablar de patrimonio en general en vez de hablar de los más elevados. La pregunta no es si gravar cualquier patrimonio es mejor o peor que gravar la renta o el consumo, la pregunta es si gravar el patrimonio de los más ricos es útil o eficiente; que es una pregunta totalmente distinta. Pero Rallo se inventa un debate para que le sea favorable a su postura; lo que se llama coloquialmente mover la portería. Resulta que hay estudios teóricos para aburrir que señalan que así es, que es útil, eficiente, y enormemente redistributivo (Piketty y Saez 2012; Saez 2002; Bach, 2012; Spiritus 2017; Kuypers et al. 2020). Hasta instituciones como la OCDE, el FMI y el BCE, que no son de izquierdas o heterodoxos precisamente, reclaman impuestos a la riqueza para reducir la desigualdad y mejorar la economía (IMF 2013; Kuypers et al 2020; Cadena Ser 2022). De hecho, la OCDE señala expresamente que tener sólo impuestos a la renta o al consumo, como propone Rallo, no es suficiente para reducir la desigualdad y mejorar la actividad económica, sino que tiene que haber impuestos a la propiedad de los más ricos como los de patrimonio o los de herencia (OCDE 2018). Insisto en que no se trata de una cuestión meramente social, sino que también es económica: las economías más igualitarias son también de las más prósperas y avanzadas (OCDE 2014; Klaus y Philipp 2015), como los países nórdicos o los del centro de Europa como Bélgica, Países Bajos o Austria.

Por cierto, no puedo pasar por alto el sinsentido económico en el que incurre Rallo en esta parte:

6:30 “la única magnitud que sin duda no contribuye al crecimiento es el consumo”

¿Pero cómo se puede decir esto? Todo el mundo puede entender fácilmente que para que las empresas tengan ventas y beneficios, la gente tiene que consumir sus productos. Si no hubiese consumo, no habría nada de eso y por lo tanto no habría crecimiento económico. Así que el consumo es fundamental para que el PIB aumente y las economías también.

¿Por qué dice entonces Rallo eso? Porque tiene en su cabeza un razonamiento económico abstracto que, sencillamente, no se corresponde en absoluto con la realidad. Según él, lo único que explica el crecimiento económico es la inversión, que al parecer estaría reñida con el consumo.

6:43 “el crecimiento económico depende la inversión” 6:55 “la clave del crecimiento económico reside en ahorrar, invertir y acumular capital”7:10 “el gasto al consumo no contribuye a ahorrar. El consumo supone no ahorrar. Los impuestos al consumo no afectan al crecimiento. En cambio, los impuestos sobre la renta sí”

A ver, por un lado a Rallo se le olvida o ignora conscientemente que si no hubiese consumo, las empresas no podrían vender sus productos, no podrían tener beneficios, y obviamente tampoco podrían invertir. Para que las empresas inviertan es imprescindible que el negocio les vaya bien, y sólo les puede ir bien si la gente consume sus productos. Así de simple.

Por otro lado, Rallo comete el grave error de considerar que sólo puede haber inversión si ha habido previamente ahorro. Pero esto ya lo desmontó hace casi un siglo Keynes y otros economistas de la época: para invertir no es necesario que tengas ahorro acumulado; lo que necesitas es que tengas expectativas de beneficio, es decir, que preveas que vas a hacer negocio. Si eso se cumple, la financiación necesaria para iniciar la inversión no tiene por qué venir del ahorro, puede venir del crédito (Keynes 1930; Kalecki 1971). De hecho, lo más habitual es que provenga del crédito. La mayor parte de las empresas se endeudan para comprar inmuebles, para comprar maquinaria, incluso para comprar materias primas y pagar salarios. Recuerdo que la deuda empresarial española es mucho más elevada que la familiar, 100% del PIB frente a 57%, y no está lejos de la del Estado, que es del 117% del PIB (Banco de España 2022). Creer, como hace Rallo, que para invertir necesitas tener ahorro acumulado, es darle la espalda a la realidad y a los datos y, en definitiva, creer en un mito.

En tercer lugar, Rallo dice que el impuesto a la propiedad impide o dificulta que los grandes patrimonios puedan invertir y generar crecimiento económico, pero es que eso no es lo que suelen hacer esas personas. Hay estudios que revelan que la mayoría de los españoles que pagan el impuesto de patrimonio son rentistas, es decir, que viven de la renta (como alquileres, dividendos, venta de bonos, etc) (Agraval et al. 2022). Insisto: son rentistas, no empresarios, por lo que poca riqueza productiva van a crear por mucho que se suprima el impuesto.

Por último, ¿cómo casa eso de que el impuesto de patrimonio lastre el crecimiento económico con que dos de los países más ricos del mundo, Suiza y Noruega, lo lleven aplicando décadas y con mucha más intensidad que España? Todo esto lo expliqué con detalle en este vídeo, por si alguien quiere verlo, pero simplemente me limitaré a recordar que el impuesto de patrimonio en Suiza recauda más de un 1% del PIB y el de Noruega un 0,45%, muy por encima del de España que sólo llega al 0,18%, y también por encima de lo que recaudaban otros países cuando tenían el impuesto en vigor (OCDE 2018; Kuypers et al. 2020; González et al 2021). Y si comparamos la recaudación del impuesto con el total de recaudación la diferencia todavía es mayor: en Suiza supone el 3,9% del total y en Noruega el 1,1% mientras que en España es sólo del 0,5% (Drometer et al 2018; Perret 2021). Así que por si fuera poco con la teoría, la evidencia empírica demuestra que el impuesto al patrimonio no está reñido con el crecimiento económico.

Vamos ahora con el último argumento esgrimido, el de carácter institucional.

10:28 «Si Andalucía suprime hace uso de su competencia” que compitan ambos modelos fiscales y así veremos cuál da mejores resultados”

Bueno, todo el mundo sabe, y él también, que si pones a competir a diferentes regiones con el impuesto de patrimonio, se produce una carrera hacia el fondo, es decir, que todas las regiones van reduciendo el impuesto hasta llegar a su eliminación; porque las grandes fortunas tienden a cambiar su residencia a la región con menos impuestos, así que para evitar que se vayan, los gobernantes de cada región bajan impuestos, y así sucesivamente (Luque de Haro et al. 2017; OCDE 2021; Agraval et al. 2022). Esto no revela cuál es el mejor modelo fiscal como dice Rallo; simplemente revela cuál es el modelo fiscal más complaciente con los ricos y más parasitario con el resto de regiones.

11:07 “Madrid ha suprimido el impuesto y ha funcionado bien”

No es que haya funcionado bien, es que Madrid ha robado recaudación al resto de regiones. Esto es un hecho contrastado y corroborado: lo que ha recaudado Madrid de más es lo que han perdido las comunidades autónomas de donde salieron los ricos (Luque de Haro et al. 2017; Agraval et al. 2022). En consecuencia, que Andalucía suprima el impuesto de patrimonio no le va a dar los mismos resultados que Madrid, porque los ricos que podrían querer emigrar, ya lo hicieron, a Madrid, y volver a Andalucía no les reporta ninguna ventaja, porque ya pagan cero impuestos de patrimonio. Como digo, en esta carrera hacia el fondo ninguna región gana recaudación, y en su conjunto pierden. Pero eso no es lo peor, lo peor es que habría más desigualdad y más asimetría de poder, y por lo tanto menos justicia y menos democracia.

12:20 “prácticamente en ningún país europeo existe el impuesto sobre el patrimonio. 13:00 “toda Europa es un paraíso fiscal con respecto a España, quizás sea que es un infierno fiscal”

Curiosamente a Rallo ahora le conviene hablar sólo del impuesto de patrimonio, y no del resto de impuestos a la riqueza, como a la inmobiliaria, a la empresarial, a la herencia, transacciones de capital, etc. En todos esos países en los que se ha suprimido el impuesto de patrimonio, que sólo afecta a los más ricos, el resto de impuestos sobre la riqueza, que normalmente afectan a mucha más gente, suelen ser muy elevados. Hay muchos países que recaudan mucho más que España por impuestos a la riqueza a pesar de no tener impuesto de patrimonio, como Reino Unido, Francia, Canadá o Corea, y otros que están también por delante aunque a menos distancia como Estados Unidos, Australia, Italia o Japón. (Drometer et al 2018; Perret 2021). Por lo tanto, si, como dice Rallo, Europa es un paraíso fiscal con respecto al impuesto de patrimonio, entonces es un infierno fiscal con respecto a los impuestos a la propiedad en general (que es curiosamente de lo que ha hablado Rallo en todo el vídeo salvo cuando no le ha convenido).

En fin, creo que ha quedado más que demostrado el sesgo y la manipulación que utiliza Rallo para defender su postura. Quiero dejar claro que es legítimo estar en contra del impuesto de patrimonio, lo que no es legítimo es manipular, hablar sólo de lo que a uno le interesa, y darle la espalda a la evidencia empírica. Cuando uno realiza un análisis serio y riguroso, contrastando los datos y acudiendo a los estudios disponibles, no puede sino reconocer que el impuesto de patrimonio, que sólo afecta a los más ricos, tiene muchas ventajas, tanto en términos económicos como en términos sociales y democráticos.

 

 

Referencias:

Vídeo Rallo https://www.youtube.com/watch?v=5ugfFIbmazo

Vídeo “economistas liberales no quieren libertad” https://www.youtube.com/watch?v=OXKpBqZB9FA

Sánchez y Garzón (2019) https://www.akal.com/libro/919-dias-si-se-podia_51008/

Bertomeu y Domenech (2005) https://isegoria.revistas.csic.es/index.php/isegoria/article/view/418

Carter (2010) http://www.ub.edu/astrolabio/Articulos10/articulo_carter.pdf

Serrano (2014) http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1870-00632014000200010&script=sci_arttext

Piketty (2014) https://www.hup.harvard.edu/catalog.php?isbn=9780674430006

Piketty y Saez (2012) https://www.nber.org/papers/w17989

Bach (2012) https://www.academia.edu/53962472/Verm%C3%B6gensabgaben_ein_Beitrag_zur_Sanierung_der_Staatsfinanzen_in_Europa

Spiritus (2017) https://www.narcis.nl/publication/RecordID/oai%3Apure.eur.nl%3Apublications%2Faee0bcfa-436b-420b-8534-fd82c7a70480

Kuypers et al (2020) https://www.econstor.eu/handle/10419/259506

IMF (2013) https://www.imf.org/en/Publications/FM/Issues/2016/12/31/Taxing-Times

Cadena Ser (2022) https://cadenaser.com/nacional/2022/09/27/el-banco-central-europeo-pide-a-los-paises-del-euro-que-suban-impuestos-a-los-ricos-cadena-ser/

OCDE (2018) https://www.oecd.org/tax/tax-policy/role-and-design-of-net-wealth-taxes-in-the-OECD-summary.pdf

Klaus y Philipp (2015) https://www.econstor.eu/handle/10419/114736

OCDE (2014) https://www.oecd-ilibrary.org/social-issues-migration-health/trends-in-income-inequality-and-its-impact-on-economic-growth_5jxrjncwxv6j-en

Keynes (1930) https://archive.org/details/in.ernet.dli.2015.45480

Kalecki (1971) https://www.scirp.org/(S(i43dyn45teexjx455qlt3d2q))/reference/referencespapers.aspx?referenceid=2602930

Banco de España (2022) https://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/temas/te_cf.html

Agraval et al (2022)

https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3676031

González et al (2021) https://estudiospublicos.cl/index.php/cep/article/view/1969

Drometer et al. (2018) https://www.econstor.eu/bitstream/10419/181281/1/dice-report-2018-2-50000000002761.pdf

Perret (2021) https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/1475-5890.12278

Vídeo Estado innovador y emprendedor https://youtu.be/eggYp9Rz-d0

Mazzucato (2014) https://www.scribd.com/document/459387053/Mazzucato-El-estado-emprendedor

Luque de Haro et al. (2017)

https://observatoriodesigualdadandalucia.org/sites/default/files/i_informe_oda_0.pdf

OCDE (2021) https://www.oecd.org/tax/tax-policy/inheritance-taxation-in-oecd-countries-e2879a7d-en.htm

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Rallo manipula: el impuesto de patrimonio es útil y necesario, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF