SE ACABÓ LA INFLACIÓN ELEVADA ❗ (si no se agrava la guerra de Ucrania)

Ya llevamos dos meses en los que la tasa de inflación, medida por el Índice de Precios al Consumo, está bajando. Mientras que en julio la tasa interanual fue del 10,8%, en agosto bajó al 10,5% y en septiembre se estima que ha sido aproximadamente del 9%, casi dos puntos menos que en julio. Hasta la tasa subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos, ha bajado en septiembre. La pregunta lógica y natural que surge entonces es: ¿hemos llegado ya al máximo de inflación? ¿A partir de ahora a la inflación ya sólo le toca bajar? Pues en este vídeo contestaremos a esa pregunta y concluiremos que todo apunta a que, si no hay ninguna escalada en la guerra de Ucrania, la inflación continuará bajando en los próximos meses. Este tema ha sido elegido por mis mecenas de Patreon, a los que agradezco el apoyo y la participación. Si tú también quieres contribuir y participar, tienes un enlace en la descripción del vídeo.

Lo primero que hay que aclarar es que es imposible saber con exactitud qué pasará con la inflación en el futuro. Esto es así porque la ciencia económica es de naturaleza social, y tal y como expliqué en este vídeo, el libre albedrío de las personas hace imposible prever acontecimientos futuros con precisión. Ahora bien, eso no quita que se puedan hacer predicciones con cierto margen de error recurriendo a la evolución probable de muchas variables e indicadores, que es lo que vamos a hacer a continuación.

Para empezar, en España la inflación lleva dos meses bajando, pero ¿qué ocurre en el resto de países? En Estados Unidos, la primera economía mundial, ocurre igual, en junio era del 9,1% y en agosto bajó al 8,3%, y se espera que continúe bajando en septiembre. Sin embargo, en la Eurozona es diferente: la previsión es que sólo en seis países de los 19 la tasa de inflación interanual baje en septiembre. Si la inflación estuviese bajando en todos los países europeos concluiríamos que lo más probable es que continuase bajando en cualquier país, pero no es el caso, por lo que no podemos extraer conclusiones tajantes.

Una buena forma de intentar adivinar qué va a ocurrir en los próximos meses con la inflación es mirar qué está ocurriendo con las distintas causas que la han provocado. Obviamente, si las causas empiezan a desaparecer, también lo hará la inflación; pero si las causas siguen ahí, nos quedará inflación para rato. Como he explicado muchas veces, este episodio inflacionario no se debe a una única causa -aunque haya ciertos pseudoeconomistas que así lo crean- sino que tiene varias, así que vamos a ir analizándolas una a una

La primera causa que abordaremos es también la primera causa que apareció cronológicamente, y seguramente de las más importantes: los cuellos de botella en el suministro internacional. Esto ya lo expliqué con detalle en este vídeo, pero haré un pequeño resumen aquí: la pandemia paralizó la economía mundial, tanto por cuestiones de enfermedad y mortalidad como por restricciones de movilidad. Los puertos en los que los barcos cargaban y descargaban mercancías se cerraron, especialmente los de China, donde se encuentran los 8 más grandes del mundo. Eso provocó que los contenedores se acumularan allí, y que el flujo de mercancías fuese mucho más lento. Eso encareció los fletes y también los productos transportados. Cuando la demanda mundial se recuperó, la maquinaria económica todavía no se había puesto en marcha, y eso generó importantes cuellos de botella que empujaron al alza los precios de los productos comercializados, especialmente los energéticos (Roubini y Rosa 2022). Eso ocurrió en 2021, justo cuando la inflación comenzó a aumentar en todo el mundo. Pero ¿qué ha pasado con estos cuellos de botella? ¿Siguen exitiendo? Pues si nos fijamos en el indicador de presión en las cadenas de suministro global que ofrece la reserva federal de Nueva York, estos cuellos de botella llevan 5 meses bajando, y se acercan a los niveles anteriores a la pandemia (New York Fed 2022). Esto es sin duda una buena noticia, porque a medida que se normaliza esta tensión, también lo harán los precios de los productos vinculados. Podemos concluir que la paulatina desaparición de esta causa empujará a la baja la inflación en los próximos meses.

La segunda causa que analizaremos está muy relacionada con la primera, y es el cambio en la composición de la demanda que ocasionó la propia pandemia. Cuando los gobiernos de todo el mundo impusieron restricciones a la movilidad, la gente dejó de viajar y de consumir en servicios que requerían cierto contacto personal como conciertos o espectáculos de todo tipo, y pasaron a consumir más en bienes que podían utilizar en sus casas, como equipos de gimnasia, informáticos y de telecomunicaciones y muebles. Esto provocó que la demanda de estos últimos bienes superara su oferta, empujando así los precios al alza (Kantur y Ozcan 2021; Galbraith 2021; Mitchell 2022). ¿Pero qué pasa con esa causa de la inflación hoy día? Pues que opera muy levemente, porque en la mayor parte de los países las restricciones de movilidad han desaparecido o son muy débiles, exceptuando sólo algunos casos en China y otros países asiáticos (NikkeiAsia 2022; Chik y Lian 2022). Por lo tanto, podemos concluir que la desaparición o debilitamiento de esta causa también empujará a la baja la inflación en los próximos meses.

La tercera causa que analizaremos es la guerra de Ucrania, que como todo el mundo sabe comenzó en febrero de 2022. En este vídeo ya expliqué con cierto detalle este fenómeno, pero podríamos resumirlo de la siguiente forma: Rusia siempre ha sido un importante exportador de hidrocarburos y Ucrania de alimentos; entre la propia guerra y las sanciones impuestas (que han llevado a Europa a comprar gas y petróleo más caro de otros países como Estados Unidos), los precios de los dos tipos de productos se han elevado, y como la energía se utiliza para producir cualquier cosa, eso se ha trasladado al resto de productos. A esto hay que añadir algo de lo que se habla muy poco: la especulación financiera sobre estas materias primas. Tal y como expliqué en este vídeo, el precio de los productos energéticos y de los alimentos ha aumentado más de la cuenta por un propio efecto de especulación consistente en comprar barato ahora para vender más caro en el futuro, sabedores de que por culpa de la guerra los precios probablemente aumentarían, lo que agravó la inflación.

Pues bien, ¿qué ha pasado con estas dos causas? Lamentablemente ni la guerra ha terminado, ni tampoco lo han hecho los movimientos especulativos en el mercado financiero, por lo que, aunque en los últimos meses el impacto no haya sido tan intenso como el que sufrimos en marzo en pleno inicio de la guerra, nada nos asegura que no pueda haber una nueva escalada bélica que termine por suprimir o distorsionar aún más los flujos de hidrocarburos y alimentos, empujando todavía más al alza su precio. Si bien se ha reducido la dependencia energética europea de Rusia -a costa, eso sí, de comprar hidrocarburos más caros a otros países-, no se ha suprimido por completo y un hipotético cierre del gas, por ejemplo, dispararía todavía más su precio. Por lo tanto, estas dos causas, que van de la mano, siguen vigentes y podrían incluso intensificar más el episodio inflacionario si hay una escalada en el conflicto bélico.

La cuarta causa que exploraremos, o mejor dicho, la posible cuarta causa son los salarios. En la última gran crisis energética e inflacionaria, durante los años 70 del siglo XX, para no perder capacidad adquisitiva por culpa de la inflación los trabajadores exigieron y lograron incrementos salariales importantes, lo que llevó a los empresarios a aumentar todavía más los precios para no perder margen de beneficio, y eso generó una espiral precios-salarios que mantuvo muy elevada la inflación durante bastantes años. En la actualidad, sin embargo, son muchas las evidencias y pruebas de que no estamos viviendo nada de eso, porque la clase trabajadora no tiene tanto poder de negociación y los salarios no están logrando aumentar al ritmo de la inflación ni de los beneficios empresariales (Economic Policiy Institute 2022; CEPR 2022; Mitchell 2022; CCOO 2022). Hasta el Banco Central Europeo, el Banco Internacional de Pagos y la OCDE lo reconocen: en esta ocasión no está habiendo una espiral de salarios y precios (BCE 2022; BIS 2022; OCDE 2022). Por lo tanto, podemos concluir que los salarios no van a empujar al alza la inflación en los próximos meses. Esto podría ser una buena noticia para que la inflación no siga aumentando, pero desde luego no para los trabajadores porque se están empobreciendo.

La quinta y última causa que exploraremos son los tipos de interés. Aunque las autoridades monetarias están elevando los tipos con la intención de enfriar la economía y reducir así la inflación, lo cierto es que, tal y como expliqué en un vídeo anterior, esa política puede incrementar la inflación a través de otras vías. La más importante tiene que ver con que la elevación de los tipos encarece la financiación de las empresas, que podrían trasladar ese mayor coste a los precios para no perder margen de beneficio. ¿Qué está pasando con esta causa? Pues de momento poco podemos saber, porque los bancos centrales llevan poco tiempo aplicando esta política y todavía es pronto para extraer conclusiones, especialmente porque el canal de transmisión no es automático: la elevación de los tipos de interés no encarece inmediatamente todas las deudas empresariales, por lo que se requiere tiempo para poder analizar sus efectos. Tampoco encarece inmediatamente las deudas familiares, de ahí que no parece que la economía se esté enfriando, al menos de momento.

Bien, hemos analizado las distintas causas que empujan la inflación y hemos tratado de predecir cómo se van a comportar en el futuro próximo. Por un lado, hay causas que han empujado mucho la inflación al alza pero que están muy debilitadas o que han desaparecido, como los cuellos de botella y los cambios en la demanda hacia bienes en vez de servicios. Por otro lado, hay otras causas como la guerra de Ucrania y la especulación financiera sobre materias primas que, aunque estén ahora más estables, podrían volver a explosionar en caso de que hubiese otra escalada bélica. Podemos concluir, por lo tanto, que todo apunta a que la inflación tenderá a moderarse en los próximos meses siempre que el conflicto bélico no empeore.

Para terminar, me interesa señalar un efecto estadístico que refuerza esta conclusión pero que muy poca gente suele tener en cuenta. Me explico: si las tasas de inflación fuesen siempre iguales, digamos que un 10% todos los meses, eso implicaría que los precios estarían aumentando de forma exponencial, es decir, de una forma explosiva. En cambio, si los precios estuviesen aumentando de una forma lineal o proporcional cada mes, entonces veríamos tasas de inflación decrecientes. Es una cuestión aritmética que los analistas suelen olvidar. El crecimiento real de los precios en España fue exponencial en un primer momento, pero en los últimos meses la tendencia se ha suavizado, por lo que es normal que en los dos últimos meses hayamos tenido tasas interanuales y mensuales inferiores a las previas. Por lo tanto, lo raro e improbable es que veamos tasas de crecimiento de la inflación iguales o más elevadas, por lo que podemos asegurar con cierto margen de seguridad que las próximas tasas serán menores del 10% y cada vez más bajas; a no ser claro, que una nueva escalada en el conflicto bélico tensione todavía más los flujos comerciales de hidrocarburos y la especulación financiera asociada.

 

 

Referencias:

IPC adelantado España https://www.ine.es/daco/daco42/daco421/ipcia0922.pdf

Tasa de inflación Eurozona: https://ec.europa.eu/eurostat/documents/2995521/14698140/2-30092022-AP-EN.pdf/727d4958-dd57-de9f-9965-99562e1286bf

Tasa de inflación en EEUU https://tradingeconomics.com/united-states/inflation-cpi

Expectativas inflación en EEUU https://tradingeconomics.com/united-states/michigan-inflation-expectations

New York Fed (2022) https://www.newyorkfed.org/research/policy/gscpi#/interactive

NikkeiAsia (2022) https://asia.nikkei.com/Spotlight/Coronavirus/China-National-Day-holiday-trips-fall-18-on-year-on-COVID-curbs

Chik y Lian (2022) https://asia.nikkei.com/Spotlight/Coronavirus/China-National-Day-holiday-trips-fall-18-on-year-on-COVID-curbs

Bloomber (2022) https://twitter.com/markets/status/1535091899605950470

Roubini y Rosa (2022)

https://www.project-syndicate.org/commentary/stagflationary-environment-putins-war-no-optimal-policy-response-by-nouriel-roubini-and-brunello-rosa-2022-03?a_la=english&a_d=62444004074567593838aa7e&a_m=&a_a=click&a_s=&a_p=%2Farchive&a_li=stagflationary-environment-putins-war-no-optimal-policy-response-by-nouriel-roubini-and-brunello-rosa-2022-03&a_pa=archive-results&a_ps=&a_ms=&a_r=

Kantur y Ozcan (2021) https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0165176521001841

Galbraith (2021) https://www.project-syndicate.org/commentary/inflation-not-macroeconomic-problem-for-fed-by-james-k-galbraith-2021-11?barrier=accesspaylog

Mitchell (2022) http://bilbo.economicoutlook.net/blog/?p=49480

BCE (2022): https://www.ecb.europa.eu/pub/economic-bulletin/focus/2022/html/ecb.ebbox202205_02~e203142329.en.html

OCDE (2022) https://www.eldiario.es/economia/ocde-preve-espana-sea-paises-salarios-pierdan-adquisitivo_1_9303029.html

CCOO (2022) https://www.ccoo.es/39cc044bf4810efa107916829e0e8d1c000001.pdf

Economic Policiy Institute (2022) https://www.epi.org/blog/corporate-profits-have-contributed-disproportionately-to-inflation-how-should-policymakers-respond/

BIS (2022) https://www.bis.org/publ/bisbull53.htm

CEPR (2022) https://cepr.net/if-wage-growth-is-driving-inflation-why-is-workers-share-of-income-falling/

Mitchell (2022) http://bilbo.economicoutlook.net/blog/?p=50232

AIE (2022) https://www.iea.org/reports/oil-market-report-september-2022

Konzcal (2022) https://rooseveltinstitute.org/wp-content/uploads/2022/06/RI_PricesProfitsPower_202206.pdf

No related content found.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
SE ACABÓ LA INFLACIÓN ELEVADA ❗ (si no se agrava la guerra de Ucrania), 10.0 out of 10 based on 1 rating
Be Sociable, Share!
www.pdf24.org    Send article as PDF