Se sigue destruyendo empleo y el poco que queda continúa perdiendo calidad

Los datos ofrecidos por la encuesta de la población activa del primer trimestre de 2014 revelan que en España se sigue destruyendo empleo: en los tres primeros meses de 2014 han desaparecido 184.600 puestos de trabajo. Si bien es cierto que los meses de enero, febrero y marzo no suelen ser muy buenos en materia de mercado laboral (y que además este año las vacaciones de Semana Santa han caído en abril), lo cierto es que cuando se analiza lo que ha ocurrido con el empleo en los últimos doce meses las noticias siguen siendo muy negativas: la cantidad de puestos de trabajo destruidos ha sido de 79.600.

Hay además un dato añadido que empeora la situación: la fuerza laboral española (la cantidad de personas que están en condiciones de trabajar y quieren hacerlo) sigue disminuyendo a ritmos acelerados. En los últimos doce meses este número se ha reducido en 424.500. Esto quiere decir que sigue aumentando la cantidad de españoles que deciden dejar de buscar trabajo en nuestro territorio, dedicándose a buscarlo en otros países, comenzando unos estudios, prejubilándose, o que han quedado en situación de invalidez, etc. En definitiva, un mal dato que refleja el pésimo estado de las condiciones laborales en nuestro país.

Por último (y no por ello menos preocupante), la precarización del poco empleo que queda en España continúa aumentando. La destrucción de empleo se sigue cebando entre los trabajadores a tiempo completo: este trimestre se han perdido 176.800 empleos a tiempo completo, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial ha caído “sólo” en 7.800. Los empleados con contrato indefinido también salen muy mal parados, al perder 51.600 empleos. Además, durante el último año sólo se ha creado empleo neto en los sectores de agricultura y de servicios, mientras que se ha destruido empleo neto en los sectores de industria y construcción, dando pistas sobre el posible futuro de la economía española, ya que no parece orientarse hacia la industria (donde se desarrollan actividades de mayor valor añadido y de mejores condiciones en el empleo) sino hacia los servicios (donde se desarrollan fundamentalmente actividades de poco valor añadido y de peores condiciones en el empleo, al ser prioritario en este sector el subsector del turismo y hostelería).

No related content found.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Se sigue destruyendo empleo y el poco que queda continúa perdiendo calidad, 10.0 out of 10 based on 3 ratings
Be Sociable, Share!
PDF24    Send article as PDF